184 presos murieron en Venezuela en 2020 a causa de la desnutrición y la tuberculosis. Así lo informó el Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), al presentar este miércoles su informe sobre la actualidad sobre los centros penitenciarios en el país.

El informe señala que la alimentación es uno de los puntos «más críticos» de la crisis carcelaria en el país, en vista que «los niveles de hambrunas en ocasiones rondan la totalidad de los recintos penitenciarios». 

Las muertes por razones de salud en 2020. Foto: OVP

La investigación reveló que la ingesta calórica se encuentra fuera de cualquier esquema de alimentación adecuada. A parte de la falta de proteínas, hay un excesivo consumo de carbohidratos y la ausencia de frutas y verduras.  

Te puede interesar: SALIÓ DE LA CÁRCEL, LAS FAES SE LO LLEVO TRES DÍAS DÍAS DESPUÉS APARECIÓ MUERTO EN LARA

«Son deplorables las malas condiciones alimentarias a la que se expone a la población reclusa, e incluso, en el año 2020, se reportaron varios casos donde por largos periodos las personas privadas de libertad fueron castigadas con la prohibición de alimentos como forma de castigo y tortura», reza el documento. 

Estados de la muerte. Foto: OVP

Esta situación se presenta, debido a que muchos de los privados de libertad no tienen un apoyo familiar; mientras que aquellos que sí cuentan, sus familiares tiene dificultades económicas o de traslado hasta los centros penitenciarios por la escasez de gasolina; por ende muchos de ellos terminan dejado a su suerte. 

184 PRESOS MURIERON A CUAUSA DE LA DESNUTRICION Y TUBERCULOSIS: OTRAS PATALOGÍAS 

De acuerdo al informe, la tuberculosis y desnutrición fueron las principales causas de del 85% de decesos; sin embargo, el  otro 15% corresponde a hepatitis, cuadros diarreicos, obstrucción intestinal, personas diabéticas o con crisis convulsivas sin tratamiento. 

«Fueron pocos los presos que trasladaron a un centro de atención médica alegando que no había una orden de un tribunal o transporte para ser trasladados y cuando fueron referidos a un centro hospitalario es porque ya iban sin signos vitales o era muy poco lo que se podía hacer para salvarles la vida», constató la ONG.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *