Aproximadamente 900 personas dejaron de recibir transplantes de órganos, luego de que Nicolás Maduro suspendiera temporalmente en 2017 el Programa de Donación de Órganos.

Hasta la actualidad, no se ha reactivado el programa, causando que un número indeterminado de venezolanos mueran a la espera de una cirugía; o buscando la manera de salir del país para llevar a cabo el proceso.

Se estima que una operación de trasplante, en cualquier lugar del mundo, cuesta aproximadamente entre 70 y 80 mil dólares. Esta es la razón por la que los Estados llevan a cabo programas que garanticen el acceso a dicho procedimiento.

TAMBIÉN PUEDE LEER: Inameh pronostica «lluvias de intensidad variable» en gran parte del territorio nacional este 29ago

NIÑOS NECESITAN EL PROGRAMA

«De acuerdo a la cantidad de trasplantes que se venían realizando en el país, hasta antes del año 2017, la proyección es que por arriba de 930 personas perdieron la posibilidad de realizarse un transplantes de órganos. De estos el 10% hubiesen sido niños”, precisó la representante de la Organización Nacional de Trasplantes de Venezuela (Ontv), Lucila Velutini, en diálogo con Infobae.

En el año 2018 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a los niños del servicio de nefrología del JM de los Ríos. Un año más tarde el beneficio se extendió a los pacientes de los otros 13 servicios del hospital. Pese a ello, la administración Maduro no ha hecho nada para solventar la crisis del centro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *