El 29 de julio de 1981 un evento marcó la época; y es que el mundo se detuvo para presenciar la boda de Lady Di y el príncipe Carlos.

En ese sentido, aquí te dejamos 15 datos que quizás no conocías a 40 años de esta boda real que no terminó nada bien.

  • La pareja se conoció en 1977, cuando Carlos tenía 29 años y Diana apenas 16. Al conocerlo, la joven exclamó «Dios, qué hombre tan triste»; mientras que para el heredero al trono de Reino Unido ella le resultó «divertida, animada y llena de vida».
  • La primera vez que se besaron fue en julio de 1980 cuando unos amigos de Sussex organizaron un encuentro y ella le comentó: «Fue horrible verte caminar por el pasillo con el ataúd de Mountbatten, espantoso, necesitas a alguien a tu lado». El príncipe comenzó a seducirla pero con la onda ghosting, llamados, largas conversaciones y de repente… silencio.
  • El 8 de septiembre de 1980, Carlos la invitó al castillo de Balmoral; y fue cuando los diarios titularon: «El príncipe enamorado de nuevo» y empezaron a rastrear a Diana en su trabajo en el jardín de infantes Young England en Pimlico, en Londres

    Anwar Hussein

  • Diana formaba parte de una aristocrática familia, aunque no pertenecía a la realeza. Además no fue una gran estudiante. Nunca quiso ir a la universidad y solo pasó unos meses en el Instituto Videmanette, en Suiza, estudiando francés, confección, taquigrafía y mecanografía.

  • Según reseñan expertos de la realeza; Diana y Carlos se vieron apenas trece veces antes que él le propusiera matrimonio. El 24 de febrero de 1981, el Palacio de Buckingham anunció el compromiso.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR: LADY DI, EL AMANTE DE LA PRINCESA DIO DETALLES DE SU POLÉMICA ENTREVISTA (VIDEO)

  • En una entrevista en la BBC, el príncipe Carlos reveló detalles de cómo fue la propuesta de matrimonio: «Ella había planeado ir con su madre a Australia durante bastante tiempo, entonces pensé: ‘Bueno, le preguntaré para que tenga la oportunidad de pensarlo y decidir si puede soportar toda la idea, o no, según fuera el caso’. Sin embargo, Diana dijo que sí de inmediato».
  • El periodista Robert Jobson, quien siguió la vida de la pareja real, señaló que a Carlos «no le había llevado mucho tiempo, solo unas pocas reuniones con Diana, darse cuenta de que eran totalmente incompatibles». Además, que a él lo unía una relación inquebrantable y apasionada con Camilla Parker Bowles.

Tim Graham/Getty Images

  • Diana tuvo que aceptar condiciones de la realeza antes de llegar al altar. En ese sentido, debió someterse a una prueba de virginidad tomada por los ginecólogos de la reina, para que confirmaran si era o no virgen, ya que si no lo corroboraban no podría casarse con el príncipe.
  • El anillo que Carlos le obsequió a Diana era de catálogo y fue elegido por ella en la joyería Garrard. Era una sortija con un zafiro ovalado de Ceilán y 14 diamantes que lo rodeaban.
  • La boda real se llevó a cabo el 29 de julio de 1981 en la Catedral de Saint Paul, en Londres. Carlos prefirió esta iglesia a la Abadía de Westminster porque podía albergar una orquesta entera y su coro era conocido mundialmente.

Tim Graham Photo Library via Getty Images

  • Diana escogió a los diseñadores emergentes David y Elizabeth Emanuel para que diseñaran su vestido de novia; que fue de tafetán de seda y dada su textura se arrugó apenas subió al carruaje. Además, los diseñadores del vestido instalaron una caja fuerte para resguardar y mantener alejados los bocetos y detalles de los medios. Después de mostrárselos a Diana los destruían porque los fotógrafos buscaban en la basura pistas de cómo sería el diseño. Además prepararon un modelo alternativo en caso de que el vestido original se filtrase.
  • La novia no usó joyería de la colección de la reina Isabel II. Todas las piezas fueron de su propia familia. La tiara tenía 1930 diamantes. Era una reliquia familiar que en 1919 fue dada como regalo de bodas a su abuela. La princesa la siguió usando en eventos de gala ya que decía que otras le producían dolor de cabeza.

Keystone/Hulton Archive/Getty Images

  • Diana medía 1,78, lo mismo que el príncipe Carlos. Para no superarlo en altura, usó zapatos sin taco. El calzado fue realizado a medida por Clive Shilton. La creación llevaba 542 lentejuelas y 132 perlas.
  • Durante la ceremonia, Diana se equivocó con el nombre de su esposo y en lugar de nombrarlo Charles Phillip lo llamó Phillip Charles, al revés. Además, Carlos en vez de ofrecerle a la novia «mis bienes materiales», le ofreció «tus bienes». Luego de los votos, por nervios o acto fallido, Carlos olvidó besar a la novia; y lo tuvieron que hacer en el balcón del Palacio de Buckingham ante casi cuatro mil personas que los aclamaban. Así instauraron una nueva tradición.

Tim Graham Photo Library via Getty Images

  • Tras la boda Diana expresó que «fue como estar en el paraíso, algo asombroso, maravilloso, aunque estaba tan nerviosa cuando me dirigía al altar que puedo jurar que oía el ruido que hacían mis rodillas al entrechocar». Sin embargo, años después nombró ese día como «el peor de su vida» y afirmó sentirse como «un cordero rumbo al matadero» cuando se despertó esa mañana. El 12 de julio de 1996, se anunció la disolución «amistosa» del matrimonio entre Carlos de Inglaterra y Diana de Gales; por lo que empezó como la boda del siglo terminó con el divorcio del siglo.

Con información de Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *