Javier Tarazona fue detenido cuando salía de la sede de la Fiscalía en Coro

Amnistía Internacional (AI) pidió que el activista de derechos humanos Javier Tarazona, quien permanece desde el pasado 2 de julio detenido en Venezuela, sea liberado “inmediata e incondicionalmente”, al considerarle “un preso de conciencia”.

“Es un preso de conciencia, al haber sido detenido arbitrariamente por su labor de defensa de los derechos humanos”, denunció Amnistía Internacional en un comunicado fechado el lunes. “Su salud se ha deteriorado gravemente por falta de tratamiento médico. Instamos a las autoridades a ponerle en libertad inmediata e incondicionalmente”, agregó este documento.

Tarazona, director de la ONG local Fundaredes, fue acusado por “incitación al odio” y “terrorismo” después de denunciar presuntos vínculos del gobierno de Nicolás Maduro con grupos armados colombianos en Venezuela.

El Helicoide está en manos del Sebin

El Helicoide está en manos del Sebin

Se encuentra detenido en El Helicoide, sede del servicio de inteligencia en Caracas.

“Fue detenido arbitrariamente” después de “intentar denunciar acoso por agentes de las fuerzas de seguridad ante la Fiscalía General en la ciudad de Coro (estado Falcón, oeste)”, subrayó Amnistía Internacional.

La organización no precisó cuál es la condición de Tarazona, pero activistas locales sostienen que tiene problemas cardíacos. Fundaredes, además, sostuvo en octubre que había sido diagnosticado con covid-19.

Lo mismo confirmó el Observatorio de Derechos Humanos de Fundaredes, que denunció que la salud de Tarazona continúa deteriorándose por su “detención arbitraria” y “falta de atención médica adecuada”.

El logo de Amnistía Internacional en una conferencia de prensa en Caracas, Venezuela (REUTERS/Carlos Jass)

El logo de Amnistía Internacional en una conferencia de prensa en Caracas, Venezuela (REUTERS/Carlos Jass)

”La salud de Javier Tarazona, director general de Fundaredes, continúa deteriorándose a consecuencia de su detención arbitraria en las celdas del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligente) del Helicoide y la falta de atención médica adecuada”, expresó el observatorio en su cuenta de Twitter.

Agregó que en las últimas semanas, Tarazona ha presentado “alteraciones cardíacas constantes”, que conjugadas con su cuadro general de salud, “ponen en severo riesgo su vida”.

”Su madre, familiares más allegados, sus abogados y el equipo de activistas de la organización exigen a las autoridades venezolanas la inmediata liberación del defensor de los derechos humanos, quien junto con dos de sus activistas, enfrenta un juicio injusto”, indicó la ONG.

Otros dos integrantes de la ONG fueron arrestados en julio, pero fueron excarcelados el pasado 26 de octubre.

Familiares de Javier Tarazona, amigos y defensores de derechos humanos reclamando su libertad en una foto de archivo

Familiares de Javier Tarazona, amigos y defensores de derechos humanos reclamando su libertad en una foto de archivo

Fundaredes informó en marzo de enfrentamientos en el estado fronterizo de Apure (oeste) entre militares venezolanos e irregulares colombianos antes de que lo hicieran las propias autoridades y en mayo dio cuenta del secuestro de ocho uniformados en la frontera, liberados unos días después.

De acuerdo con cifras oficiales, 16 efectivos de la Fuerza Armada murieron en los combates, que forzaron el desplazamiento de miles de civiles.

El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, acusó a los activistas de difundir “difamaciones” para crear “una matriz de opinión negativa a nivel internacional”, comprometer la seguridad y alentar sanciones internacionales contra el país.

El pasado 9 de diciembre, la Justicia venezolana confirmó el pase a juicio de Tarazona, principal voz de denuncia del conflicto que comenzó en marzo pasado entre las Fuerzas Armadas y disidentes de las FARC en el estado fronterizo de Apure.

Igualmente, irán a juicio el hermano del director de la ONG, Rafael Tarazona, y el activista de Fundaredes Omar de Dios García, si bien ninguno de los dos se encuentran actualmente en prisión.

Por su parte, la ONG de derechos humanos Foro Penal cifra en 244 los “presos políticos” en Venezuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *