El secretario de estado de EEUU, Antony Blinken

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, ha lamentado que el dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, “anteponga su propio interés a los del pueblo venezolano” al abandonar el diálogo con la oposición, que se llevaba a cabo en Ciudad de México.

“Creo que es profundamente desafortunado que el régimen de Maduro se haya retirado de las conversaciones en México, pero creo que también es indicativo, desafortunadamente, de que está anteponiendo su propio interés a los intereses del pueblo venezolano”, ha criticado el jefe de la diplomacia estadounidense en una rueda de prensa en su visita a la capital de Ecuador, Quito.

El régimen de Maduro ha anunciado su retirada de las negociaciones ante la extradición desde Cabo Verde a Estados Unidos del empresario colombiano y presunto testaferro del dictador venezolano, Alex Saab, acusado de blanquear dinero y participar en un plan de sobornos.

Al respecto, Blinken ha subrayado que Washington tiene “un poder judicial independiente” y ha recordado que en el caso de la extradición de Saab ha llevado “más de una década”. “Creo que fue arrestado por primera vez hace unos diez años, y ha habido un proceso en curso desde hace algunos años para su extradición, y eso procede independientemente de cualquier cosa que esté sucediendo en una vía política”, ha defendido.

En este sentido, ha insistido en lo “desafortunado” de que la extradición del empresario colombiano haya afectado al diálogo y, por lo tanto, al pueblo venezolano, que “se beneficiaría de volver a poner a Venezuela en la senda democrática, incluyendo la celebración de elecciones nacionales libres y justas”.

Blinken ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa junto a su homólogo ecuatoriano, Mauricio Montalvo, quien ha apuntado que Ecuador sigue el caso de Saab porque tiene “implicaciones directas” en el país.

“El interés de Ecuador es aclarar la situación y hacerlo dentro de los estándares internacionales”, ha remarcado, para mostrar su “confianza” en el “debido proceso”. Asimismo, ha expresado su disposición para cooperar y colaborar con Estados Unidos con el objetivo de “esclarecer el proceso”.

El testaferro de Nicolás Maduro, Alex Saab, preso en EEUU

El testaferro de Nicolás Maduro, Alex Saab, preso en EEUU

Entretanto, la oposición venezolana liderada por Juan Guaidó dijo este martes que el régimen de Nicolás Maduro está buscando “dilatar” el comienzo de la investigación formal de la Corte Penal Internacional (CPI) en su contra por los supuestos delitos de lesa humanidad que se le atribuyen.

“Queremos alertar a la comunidad internacional sobre una operación de la dictadura de Nicolás Maduro para dilatar el inicio de una investigación formal por parte de la Corte Penal Internacional (CPI) por los crímenes de lesa humanidad cometidos contra cientos de venezolanos, mediante la simulación de una reforma del sistema justicia”, dijo la oposición en un comunicado.

El texto difundido por el opositor Julio Borges, representante de de Guaidó en el exterior, señaló que la “maniobra” del régimen se debe a los informes de la “Fiscalía de la CPI y de la Misión de Determinación de Hechos del Consejo de Derechos Humanos de la ONU que subrayaron la inexistencia de un Poder Judicial Independiente capaz de investigar las violaciones contra los ciudadanos”.

Por ello, asegura la oposición, que la dictadura “está simulando una especie de reforma del sistema de justicia nacional”.

Recuerda que, actualmente, en Venezuela se están “enmendado leyes”, desarrollando investigaciones que “simulan” ser independientes “y ha procesado a funcionarios de bajo nivel dentro de la cadena de mando”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *