El exsecretario de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús «Chúo» Torrealba, señaló este viernes que el chavismo y la oposición se sentarán en la mesa de diálogo en México porque se encuentran en un «patriótico estado de necesidad». 

«La diferencia fundamental en este proceso y los anteriores es que ambos actores se encuentran en un patriótico estado de necesidad; eso no había ocurrido en procesos anteriores. En 2016 cuando estuvo el Vaticano acá, la oposición tenía una postura de fuerza, venía de ganar las elecciones de 2015 de forma arrasadora y el gobierno había realizado una declaración de debilidad al impedir  la realización del referéndum (…) y fue una situación mal procesada por la oposición», indicó.

Negociación entre el chavismo y la oposición en Miraflores

Sin embargo, en las negociaciones que siguieron, Torrealba apuntó que la Administración de Nicolás Maduro tenía una posición de fuerza porque «había derrotado la línea insurreccional de la oposición y podía permitirse asumir los procesos de diálogo como una estrategia para perder tiempo y desgastar al adversario».

«En este momento las cosas no son así. Los sectores que están por sentarse en México están ambos en el fondo de la piscina sin agua; y sin tener escaleras para subir al nivel de la calle. Es una situación muy delicada», consideró.

ASÍ LLEGAN LOS SECTORES A LA NEGOCIACIÓN EN MÉXICO 

Durante una entrevista ofrecida a la periodista Shirley Varnagy en Onda, apuntó que el chavismo tiene la necesidad de reconocimiento y de buscar acceso a los recursos congelados en el exterior como el oro en Inglaterra y los activos en manos del equipo de Juan Guaidó como Citgo.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR: MADURO REVELÓ QUIÉNES LO REPRESENTARÁN EN EL DIÁLOGO EN MÉXICO

Mientras, consideró que la oposición está en una situación de «extrema precariedad, con un apoyo interno muy reducido; y su apoyo fundamentalmente era exterior y no de la comunidad internacional sino de la Casa Blanca, pero cuando sale Trump, la oposición necesita resituarse».

Destacó que la opción del gobierno paralelo se «desdibujó»: «La oposición tiene la necesidad de modificar sus objetivos y estrategias», dijo.

«En este diálogo la oposición no tiene prácticamente nada que ofrecerle al gobierno; lo que ellos están requiriendo solamente lo puede satisfacer la comunidad internacional y específicamente Estados Unidos», agregó.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *