El cardenal Jorge Urosa Savino se encuentra «delicado, pero «estable», tras contraer el COVID-19. Así lo informó la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) este lunes.

«Con relación al estado de salud del Cardenal Jorge Urosa, su condición, aunque muy delicada, se mantiene estable, con la observación atenta de su evolución por parte del equipo médico que lo asiste», dijo la institución religiosa a través de un tuit.

Foto: captura de pantalla

EN CUIDADOS INTENSIVOS

Más temprano, Carlos Márquez, vicario general de la Arquidiócesis de Caracas, informó que Savino está en la Unidad de Cuidados Intensivos. 

«El estado de salud del cardenal Jorge Urosa Savino es delicado, se encuentra estable pero en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de una clínica en Caracas», indicó.

Asimismo, el padre acotó que es difícil definir dónde se contagió el cardenal.

«Jorge Urosa Savino es un personaje público y mantiene una actividad en cuanto a reuniones y atención a personas. Él ha sido muy cauto y no va almuerzos y cenas; además mantiene la mascarilla puesta en todo momento cuando va a las celebraciones litúrgicas», expresó.

Márquez destacó que el cardenal tenía la primera dosis de la vacuna Sputnik V; «y eso ha ayudado a que la enfermedad no se haya desarrollado tan drásticamente».

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR: CUARENTENA RADICAL DE DOS O TRES SEMANAS: MADURO ASOMA LA POSIBILIDAD «SI NO SE CUIDAN» +AUDIO

«Estoy seguro que el cardenal sabe y siente el amor que le expresa la feligresía a través de la oración», dijo durante una entrevista ofrecida a la periodista Shirley Varnagy en Onda.

De igual forma, comentó que hay muchos sacerdotes, diáconos y religiosas que han logrado ser vacunados; pero todavía quedan algunos que no se han podido inmunizar contra el COVID-19.

JORGE UROSA SAVINO Y LAS MEDIDAS DE BIOSEGURIDAD EN LAS IGLESIAS

El vicario señaló que en la Arquidiócesis de Caracas tienen un protocolo de bioseguridad que se está siguiendo «muy estrictamente».

En ese sentido, manifestó que el aforo en los templos están por debajo del 30%.

«Nosotros exigimos que todos los feligreses tengan la mascarilla. Los templos han sido organizados para que al menos se mantengan un metro y medio de distancia entre las personas y evitamos a toda costa la aglomeración innecesaria», sostuvo.

Apuntó que en las iglesias hay personas que reciben a los feligreses con alcohol para desinfectar las manos y están pendientes que se cumplan las medidas de bioseguridad.

Redacción: Johny Pérez y Karelys Méndez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *