Las llaves de seguridad son una herramienta que permiten prevenir ataques de tipo  phishing o accesos no autorizados a cuentas digitales, a través de los dispositivos móviles, tanto Android como iOS.


Una llave de seguridad es un tipo de hardware que se conecta a los dispositivos electrónicos, a través de un puerto USB o de conectividad Bluetooth, y que sirve como segunda verificación en un sistema de verificación en dos pasos.

Este sistema requiere dos procesos de autentificación diferenciados para identificar al usuario y permitirle el acceso a sus cuentas desde dispositivos nuevos y no reconocidos, reseñó Portaltic.

Para activar esta capa de seguridad se necesita tanto un smartphone o tableta con versión Android 7.0 o posterior como un ordenador ChromeOS, macOS X o Windows 10.

Los usuarios tendrán que agregar su cuenta Google a su teléfono Android e incribirse en la verificación de dos pasos (2SV) de Google. Una vez hecho esto, solo se debe encender el ordenador y acceder a la configuración 2SV y hacer clic en ‘Agregar clave de seguridad’.

Así, solo tiene que tener el Bluetooth encendido en el ordenador y el smartphone de Android elegido para convertirlo en llave de seguridad y conectarlos entre sí. Es conveniente registrar una clave de seguridad de respaldo, para poder acceder a la cuenta aunque se pierda el teléfono.

Convertir un Iphone o Ipad en llave de seguridad

Esta función hace uso de la autenticación en dos pasos y se activa a través de la aplicación Smart Lock para iOS. Una vez descargada esta app, los usuarios podrán acceder a sus cuentas Google a través del Enclave de Seguridad, desarrollado por Apple.

Los usuarios con móvil Android podrán acceder a sus cuentas Google a través del sistema iOS en iPhone y iPad usando su teléfono como llave de seguridad física.

En este caso, la herramienta de 2SV utiliza el navegador Chrome para comunicarse con la llave de seguridad del smartphone Android, a través de Bluetooth y mediante el protocolo CTAP2 de FIDO, un estándar de llaves de seguridad.*

Para activarlo, hay que agregar la clave de seguridad a la cuenta Google del usuario y seleccionar el teléfono Android que se va a usar. Después, con el Bluetooth activado en ambos dispositivos, iniciar sesión en la cuenta Google a través de la ‘app’ Google Smart Lock de iOS.

Posteriormente, el usuario recibirá una notificación en el teléfono Android con una serie de instrucciones para confirmar el inicio de sesión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *