La presidenta del Consejo Nacional Electoral, Indira Alfonzo, dio a conocer cuáles serán los cambios que se introducirán en las elecciones del Parlamento previstas para diciembre

El Parlamento venezolano contará con 277 diputados tras las elecciones legislativas que deben celebrarse en diciembre de este año, incrementado así en 110 la cifra actual de escaños, ocupados por 167 legisladores, informó este martes la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Indira Alfonzo. La nueva estrategia del chavismo se centra el aumentar el número de miembros de la Asamblea Nacional para así tener control de la misma.

Según la funcionaria, de corte chavista, el cambio, con un incremento del número de diputados del 66% supone un “desarrollo normativo claro e inequívoco” para el período legislativo 2021-2026.

Además, anunció que el CNE habilitó a 87 formaciones políticas para participar en los comicios en los que se renovará la Asamblea Nacional.

Alfonzo especificó que hay “28 organizaciones nacionales, 6 de pueblos y comunidades indígenas (…) y 52 partidos regionales para un total de 87 organizaciones con fines políticos activadas legalmente, totalmente habilitadas para participar en el venidero proceso electoral”.

Foto de archivo de Indira Alfonzo, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela.
Jun 15, 2020. REUTERS/Manaure Quintero

Foto de archivo de Indira Alfonzo, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela. Jun 15, 2020. REUTERS/Manaure Quintero

La rectora consideró que esto supone una ampliación “considerable” de la participación de las organizaciones políticas en el proceso electoral, del que saldrán elegidos los legisladores.

“Este marco regulador está transversalizado por la participación protagónica del pueblo, la ponderación, el equilibrio de los principios de la representación proporcional y la personalización del sufragio”, matizó Alfonzo.

Sobre las circunscripciones electorales, Alfonzo dijo que se mantendrá la misma estructura que en las últimas parlamentarias -celebradas en diciembre de 2015-, un total de 87 repartidas en el territorio nacional.

Según la presidenta del CNE, con los cambios “se fortalece el pluralismo, la proporcionalidad”.

Tanto Alfonzo como los rectores del CNE fueron elegidos por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), al considerar que la Asamblea Nacional, que debería encargarse de los nombramientos, ha incurrido en omisión por no haberlos efectuado.

Alfonzo fue sancionada en 2018 por Canadá “en respuesta a las elecciones presidenciales ilegítimas y antidemocráticas” en las que fue reelegido Nicolás Maduro.

La mayor parte de la oposición, representada por siete partidos, no reconoce al nuevo ente electoral ni a los magistrados del TSJ que los eligieron, por lo que no convalidará las elecciones parlamentarias por considerarlas una “farsa”.

A día de hoy, la mayoría de los partidos opositores están inhabilitados por el CNE para participar en las elecciones o sus juntas directivas han sido modificadas por el TSJ.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *