Al menos cien familias resultaron afectadas en el sector Pueblo Nuevo, del barrio Las Minas en el municipio Baruta, luego de que se cayera un puente en la calle Los Mangos, afectando a la comunidad.

Al llegar a Los Mangos, el olor que desprenden las tuberías es nauseabundo. A causa de las precipitaciones, la semana pasada, el puente cedió y rompió varios tubos de aguas servidas.

«Las cucarachas y ratas son insoportables. El olor, ni se diga. Tienen que venir a reparar esto urgente», comentó Carmen Pérez, vecina del barrio, a Caraota Digital.

Tubería rota por la caída del puente

Según los vecinos, las autoridades se acercaron al lugar el día de la caída del puente en Baruta, sin embargo, no han vuelto para ofrecer alguna solución. Cuando cedió el concreto, una joven resultó herida y tuvo que ser llevada hasta un ambulatorio.

AGUAS NEGRAS Y OLORES NAUSEABUNDOS

A causa de la caída del puente, los vecinos, para no quedar aislados, decidieron construir un paso irregular, usando parte de los escombros y una escalera. «Es mejor esto que nada, pero es peligroso. Acá viven muchos abuelos, que pueden resultar heridos al caerse».

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: LLUVIAS EN MÉRIDA: CONFIRMAN 11 FALLECIDOS EN TOVAR +VIDEO

El lugar se encuentra precintado

VECINOS EN RIESGO POR MAL ESTADO DEL TENDIDO ELÉCTRICO

Cada vez que llueve, denuncian los vecinos, el tendido eléctrico lanzan chispas, algo que ocasiona temor en los habitantes de la calle Los Mangos.

«Eso da miedo, saca chispas y llamas. Nosotros hemos denunciado esto pero nadie viene a arreglarlo», comentó Carmen Romero, sexagenaria, que lleva toda su vida residiendo en la zona.

Hasta que las autoridades logren resolver el problema, los vecinos tienen que continuar arriesgando sus vidas, entre el tendido eléctrico que hace que pasen agachados por la calle y la contaminación que provocó la caída del puente en Baruta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *