Muchos son los venezolanos que optan por vender baratijas en las calles para poder comer diariamente y mantener a sus familias. Aceptan divisas, trueques y hasta comida como forma de pago, así es la historia de la señora Carmen Salinas, quien madruga en el bulevar de Catia para llevar el pan a su casa.

Salinas, de 69 años, reveló a Caraota Digital que debe vender prensas usadas, envases y hasta juguetes para poder criar a sus nietos y tratar de alimentarlos tres veces al día.

“Son unos niños y a veces no saben aguantar hambre, a veces se vende y otros días no y con esto me alcanza para comprar de poquito en el mercado”, aseguró.

baratijas-caraota-digital

Además, indicó que en las ventas ambulantes de baratijas hay mucha competencia y no pude ofrecer muchos detalles sobre cómo se rebuscan.

Durante nuestro recorrido por Pérez Bonalde y algunas calles de Catia, pudimos ver como la PNB se acerca estos comerciantes para buscar algún pago y dejarlos vender desde la mañana hasta el final de la tarde.

Otro de los comerciantes, aseguró que todos sus productos los vende en divisas y acepta truques con productos de primera necesidad por algún objeto que las personas necesiten.

PNB AGREDE A LOS COMERCIANTES INFORMALES

Hace unos meses una situación irregular se vivió con los comerciantes informales de Catia y la Policía Nacional, cuando los funcionarios los corrieron de manera violenta.

De acuerdo con testimonios, los comerciantes tomaron palos y reaccionaron con violencia al igual que la PNB, agrediéndose fisicamente.

baratijas-caraota-digital

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: LÁGRIMAS Y ANGUSTIA: TURMERITO EN RIESGO INMINENTE POR INTESAS LLUVIAS

La policía no deja que los comerciante se ganen la vida vendiendo su mercancía, pues aseguran que los espacios deben ser despejados para los transeúntes, sin embargo la falta de empleos en la capital hace que muchos caraqueños opten por vender en las calles.

Diariamente los boulevares de Catia y Pérez Bonalde están repletos de comerciantes que dedican a vender, cosas usadas, otros cigarros, ropa hasta alimentos.

Algunas de las calles más concurridas para los vendedores son las siguientes: Boulevar primera avenida de Catia, calle Colombia, detrás del Mercado de Catia, calle la fe de Catia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *