El Subsecretario de Estado norteamericano para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Kozak, volvió a pedir cooperación internacional para superar la crisis de Venezuela

El Subsecretario de Estado norteamericano para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Kozak, pidió que los países “preocupados por los derechos humanos” en Venezuela “aumenten la presión sobre el régimen de Maduro”.

“Hacemos un llamado a todos los países preocupados por los DDHH y el bienestar del pueblo venezolano a que aumenten la presión sobre el régimen de Maduro”, expresó el funcionario de la Administración Trump en Twitter.

Y agregó: “La comunidad internacional debe actuar ahora para ayudar a los venezolanos a lograr un restablecimiento pacífico de la democracia”.infobae-image

Estos dichos de Kozak se producen luego de que el jueves se hiciera eco del último informe de Human Rights Watch sobre la crisis en Venezuela y afirmara que el dictador Nicolás Maduro “no está dispuesto a proteger los derechos humanos” de los venezolanos. También llegaron después de que el gobierno de Argentina expresara en la ONU su profunda preocupación por las violaciones a los derechos humanos y pidiera elecciones libres en el país caribeño.

“El último informe de Human Rights Watch sobre Venezuela demuestra una vez más que Maduro y sus títeres no están dispuestos a proteger los derechos humanos”, expresó el funcionario de la Administración Trump en su cuenta de Twitter el jueves.

“Los venezolanos merecen una vía viable y pacífica hacia la democracia y la prosperidad, tal como se esboza en el Marco Para la Transición Democrática”, acotó.infobae-image

Ese Marco, al que hizo referencia Kozak en la red social, expone una serie de lineamientos con el objetivo de un retorno de la democracia en el país caribeño.

Entre los principales puntos, está el pleno retorno de todos los miembros de la Asamblea Nacional, la liberación de los presos políticos, a que todas las fuerzas de seguridad extranjeras salgan de inmediato del país (Rusia tiene bases en la nación) y que la Asamblea Nacional elija a los nuevos miembros del Consejo Nacional Electoral y del Tribunal Supremo Electoral.

Respecto al informe de Human Rights Watch sobre Venezuela, la ONG criticó los últimos fallos del Tribunal Supremo de Justicia contra partidos opositores y advirtió que en el país sudamericano “ya no queda ni una fachada de proceso democrático”, en un periodo que se avecina clave por la celebración de elecciones parlamentarias en diciembre.

“Cuando un poder judicial que responde a (Nicolás) Maduro descabeza a partidos políticos opositores que representan voces disidentes, vulnera los derechos de todos los venezolanos”, lamentó el director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, horas después de que el TSJ de la dictadura en Caracas expulsara a la cúpula de Voluntad Popular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *