Alex Saab (izquierda) junto a Álvaro Pulido Vargas (derecha)

El Gobierno de Estados Unidos ofreció este viernes una recompensa de 10 millones de dólares por cualquier información que lleve al arresto o condena del colombiano Álvaro Pulido Vargas, presunto socio de Álex Saab, el supuesto testaferro del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

En un comunicado el Departamento de Estado de EEUU explicó que la recompensa está relacionada con las acusaciones presentadas por la cartera de Justicia estadounidense contra “Pulido y otros por lavado de dinero en conexión con un plan de sobornos en el extranjero”.

El anuncio del Departamento de Estado Este complementa el del Departamento de Justicia norteamericano en el que se acusó a Pulido y otros por lavado de dinero en relación con un esquema de soborno en el extranjero.

“A partir de 2015, Pulido y otros comenzaron a trabajar para obtener o retener contratos para proporcionar alimentos al pueblo venezolano. Pulido y sus co-conspiradores supuestamente aumentaron el costo de producción de las cajas de alimentos para obtener un beneficio personal de su producción. A partir de este sobreprecio, los conspiradores pudieron pagar sobornos y comisiones a los funcionarios del gobierno venezolano que les ayudaron a obtener el contrato para producir las cajas, y obtener millones de dólares de beneficio para ellos mismos”, informó el Departamento de Estado en un comunicado.

Alex Saab en prisión durante la audiencia con el juez O'Sullivan (Foto: Tribunal Federal de Florida)

Alex Saab en prisión durante la audiencia con el juez O’Sullivan (Foto: Tribunal Federal de Florida)

La misiva del equipo liderado por Blinken agregó que “como la escasez de dólares estadounidenses del régimen de Maduro limitaba su capacidad para pagar a las empresas extranjeras, incluida su capacidad para pagar a Pulido y otros por la importación y distribución de cajas de alimentos en Venezuela, Pulido y un co-conspirador iniciaron un negocio para liquidar el oro del país. El dinero obtenido a través de la liquidación del oro se utilizó entonces para pagar a empresas extranjeras, incluidas las empresas controladas por Pulido y un co-conspirador”.

El jueves, un gran jurado federal en el Distrito Sur de Florida (EEUU) acusó a tres colombianos, entre ellos Pulido Vargas, y a dos venezolanos por su presunta participación en un plan de lavado de miles de millones de dólares relacionados el programa del Gobierno de Venezuela Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP).

De acuerdo con un comunicado de la Fiscalía, los cinco estuvieron involucrados en un plan para lavar dinero procedente de contratos obtenidos mediante sobornos, en conexión con el mencionado programa para proporcionar alimentos y medicamentos a Venezuela.

Pulido está por otro lado incluido en otro caso judicial por lavado de dinero por el que fue extraditado a EEUU desde Cabo Verde Saab. El presunto testaferro de Maduro fue extraditado después de un largo periplo judicial en Cabo Verde que se remontaba al 12 de junio de 2020, cuando fue detenido mientras su avión hacía escala para repostar en el Aeropuerto Internacional Amilcar Cabral de la isla caboverdiana de Sal.

Saab, de 49 años y nacido en la ciudad colombiana de Barranquilla pero de origen libanés, está acusado en EEUU de siete cargos de lavado y uno más de conspiración para blanquear desde 2019.

La acusación señala que entre noviembre de 2011 y por lo menos hasta septiembre de 2015, Saab y Pulido Vargas conspiraron con otros para lavar las ganancias de una red de corrupción sustentada en sobornos dirigidos a obtener contratos para realizar proyectos públicos y fraudes al sistema de control de cambio de divisas.

Como resultado del plan, Saab y Pulido Vargas supuestamente transfirieron desde Venezuela, a través de EEUU, aproximadamente 350 millones de dólares a cuentas que poseían o controlaban en otros países, de acuerdo con la Fiscalía estadounidense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *