Vecinos de la Cota 905 vivieron momentos de angustia y terror los primeros días del mes de julio. Intensos tiroteos se registraron en el sector donde los delincuentes de la banda de Carlos Luis Revete, alias el Koki, se enfrentaron a los cuerpos de seguridad.

Aunque, el miedo no solo se apoderó de ellos esos días, sino que vivir en esa zona popular del oeste de Caracas se ha convertido en todo un drama.

«En la Cota 905 no puedes vender tu casa a una persona que ellos no conozcan», contó un vecino de este sector, quién aseguró que se ha cruzado más de una vez con el Koki en los callejones por lo que prefiere no dar su nombre por seguridad.

De acuerdo a lo reseñado en un reportaje del diario El País de España, en algunas zonas del barrio también habían colocado rejas de las que solo los cabecillas de la banda criminal tenían la llave.

En ese sentido, vecinos indican que cuando ellos decidían cerrarlas, todos los habitantes quedaban «presos».

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR: Las armas de guerra del Koki… ¿Cómo cayeron en sus manos?

Sin embargo, resaltan que cuando algún servicio como el gas y el agua fallaba o se retrasaba la entrega de las bolsas de comida Clap, «la llamada de alguno de los jefes de la banda resolvía el problema».

«La gente prefiere la gobernanza criminal. Es que por lo menos los malandros no te roban», dijo el residente.

EL NIVEL DE ORGANIZACIÓN DE LOS DELINCUENTES EN LA COTA 905

Por su parte, una vecina comprobó el nivel de organización de los delincuentes el día que llegó la policía.

«Era la primera vez que los malandros bajaban del barrio montados en camionetas pickup y perfectamente organizados», acotó la mujer que también prefirió ocultar su identidad por miedo.

Asimismo, contó que la noche del tiroteo organizó una pijamada con sus hijos de ocho y dos años, para disimular el ruido de los disparos.

«Al mayor lo dejé que jugara todo el tiempo con la PlayStation para que no se diera cuenta de la guerra que estaba ocurriendo», sostuvo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *