Este viernes, tras su regreso a La Haya, el fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI)Karim Khan emitió un comunicado sobre la investigación que ordenó abrir en Venezuela por crímenes de lesa humanidad en el que asegura que “sólo mediante la apertura de una investigación formal se puede determinar la verdad”.

“La investigación, ahora abierta, no es un camino de un solo sentido. Es solo el comienzo de un proceso”, añadió el representante, al aclarar que durante su estadía en Venezuela insistió con que el artículo 54 del Estatuto de Roma requiere que su oficina investigue las circunstancias incriminatorias y exculpatorias por igual para establecer la verdad.

Además, en su extenso comunicado, Khan explica que el régimen de Nicolás Maduro no concuerda con que se hayan cumplido las condiciones para una investigación, aunque accedió a cooperar con su oficina. “El Fiscal ha decidido pasar a la siguiente fase, no estamos de acuerdo con esa decisión. Sin embargo, la respetamos”, indicó el miércoles el dictador chavista.

El fiscal anunció el miércoles el inicio de la investigación formal sobre de la represión de manifestaciones antigubernamentales en 2017, según un memorando firmado ese día por él y Nicolás Maduro.PlayKarim Khan y el dictador Maduro firmaron un memorándum de entendimiento

Allí, Khan anunciaba que “concluido el examen preliminar de la situación en Venezuela” procedería a abrir una investigación.

En su escrito desde La Haya, el funcionario explica que Venezuela ratificó el Estatuto de Roma el 7 de junio de 2000 y desde entonces es Estado Parte. Así, en febrero de 2018 la Fiscalía abrió una investigación preliminar de la situación en el país y, unos meses después, recibió una remisión de un grupo de Estados Partes al Estatuto de Roma solicitando el inicio de una investigación por crímenes de lesa humanidad.

“Como he dicho en repetidas ocasiones, los exámenes preliminares no deben prolongarse durante períodos de tiempo excesivamente largos y deben llegar a una conclusión tan pronto como los criterios establecidos en el Estatuto de Roma se hayan evaluado adecuadamente sobre la base de la mejor información disponible”, añadió Khan, al tiempo que aclaró que hasta el momento su oficina no ha realizado investigaciones en el país caribeño.

“No hay objetivos ni sospechosos en esta etapa del procedimiento”, agregó.Manifestantes asisten a un periodista herido en las protestas en Venezuela, el 10 de abril de 2017 (AP Photo/Ariana Cubillos)

Manifestantes asisten a un periodista herido en las protestas en Venezuela, el 10 de abril de 2017 (AP Photo/Ariana Cubillos)

Por último, Khan reconoció tanto “las fracturas en Venezuela” y “el contexto regional”, pero pidió que se le de espacio a su oficina para hacer su trabajo. “Haremos nuestro trabajo de forma independiente y desprovista de cualquier agenda política. Trabajamos como funcionarios de la Corte en conformidad con los valores y principios del Estatuto de Roma”.

Finalmente, el fiscal aclaró que, mientras que no aceptará los intentos de utilizar la investigación con fines político, apoyará “cualquier esfuerzo sincero y significativo del Gobierno venezolano para reformar y revitalizar el sistema judicial y penal a fin de permitir una verdadera rendición de cuentas en Venezuela para las víctimas de presuntos delitos”.

La ex fiscal Fatou Bensouda había adelantado en noviembre del año pasado que existían “fundamentos razonables para creer” que se cometieron crímenes de lesa humanidad pero, tras su salida, el caso había quedado en manos de Khan, quien debía tomar la decisión final.

Bensouda dejó su cargo en la CPI el 15 de junio de este año y en su último informe señaló que existe “una base razonable” para creer que se cometieron “crímenes de la competencia de la Corte al menos desde el 2017″.El fiscal de la CPI Karim Khan y el dictador Nicolas Maduro en el Palacio Miraflores (Miraflores Palace/Handout via REUTERS)

El fiscal de la CPI Karim Khan y el dictador Nicolas Maduro en el Palacio Miraflores (Miraflores Palace/Handout via REUTERS)

En sus últimos días, la abogada gambiana expresó que tenía la intención de pedir una investigación formal sobre los crímenes cometidos por las fuerzas del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, pero que se vio impedida en el último momento después de que Caracas pidiera a los jueces que tomaran el control del caso.

La CPI, con sede en La Haya, mantiene abierto un examen preliminar a Venezuela, desde febrero de 2018, por supuestos abusos a sus fuerzas de seguridad, tanto en las manifestaciones ocurridas desde abril de 2017 como en algunas cárceles donde se habría maltratado a opositores.

Juan Guaidó instó este viernes a los funcionarios chavistas a colaborar con la justicia y con la investigación formal de la Fiscalía de la Corte Penal Internacional, que deberá dilucidar si se han cometido delitos de lesa humanidad en el país: ”Para todos los que están a tiempo la pregunta es sencilla: ¿Van a colaborar con la justicia?”, preguntó el ex parlamentario en una transmisión en vivo desde su cuenta en Twitter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *