IMAGEN DE ARCHIVO. Alex Saab aparece en una fotografía de archivo policial disponible para Reuters el 17 de octubre de 2021. Oficina del Alguacil del Condado de Broward/Distribuida vía REUTERS

El juicio de Alex Saab, un empresario colombiano testaferro del dictador Nicolás Maduro y acusado de conspirar para blanquear dinero, fue aplazado del 3 de enero a una fecha aún por determinar, durante una breve audiencia celebrada este lunes en Miami, en el sureste de Estados Unidos.

Robert Scola, juez del caso, tomó esa decisión tras un acuerdo con la defensa de Saab y los fiscales, al considerar que la fecha del 3 de enero no ofrecía un plazo “realista” para desarrollar la instancia, según documentos judiciales.

La nueva fecha del proceso se decidirá durante una audiencia prevista para el 7 de enero. Saab, de 49 años, está siendo juzgado en Miami desde el 18 de octubre.

El empresario llegó a la ciudad de Florida tras su extradición desde Cabo Verde, donde fue detenido en junio de 2020 a petición de Estados Unidos.

Según los fiscales del país norteamericano, Saab y su socio, el prófugo colombiano Álvaro Pulido, transfirieron 350 millones de dólares obtenidos ilegalmente en Venezuela para blanquearlos a través de Estados Unidos.

La acusación asegura que ambos lucraron ilegalmente y crearon una red de sobornos, aprovechando un contrato firmado con el régimen chavista en noviembre de 2011 para construir viviendas destinadas a personas de bajos ingresos.

El pasado 1° de noviembre, el juez Scola desestimó siete de los ocho cargos de lavado de dinero imputados a Saab, debido a “garantías” dadas a Cabo Verde durante el proceso de extradición del acusado.

Vista de la corte de Florida donde se lleva el proceso contra el empresario colombo-venezolano Álex Saab. EFE/Cristóbal Herrera

Vista de la corte de Florida donde se lleva el proceso contra el empresario colombo-venezolano Álex Saab. EFE/Cristóbal Herrera

De ser hallado culpable, Saab enfrentaría una condena de unos 20 años. Esta pena se puede reducir si el indiciado llega a un acuerdo con la Fiscalía y se declara culpable, pero al parecer esto no sucederá. El 15 de noviembre el empresario acudió a una audiencia para la lectura de los cargos citada por el tribunal federal de Miami (Florida) y allí, mientras vestía un enterizo color beige y estaba atado de los tobillos se declaró “no culpable”.

Ante esto, es de mencionar que el régimen chavista alega que Saab era uno de sus diplomáticos en misión humanitaria camino a Irán cuando su avión fue detenido en Cabo Verde, donde se encontraba para recargar combustible. “Fue perseguido, secuestrado y torturado por ayudar a Venezuela”, declaró Maduro durante una feria del libro celebrada este mes en Caracas.

Mientras el régimen de Maduro lo defiende, también corren rumores de que Saab traicionó a la dictadura durante varios años. Se habla de que el empresario se habría reunido con funcionarios de Estados Unidos antes de ser acusado en julio de 2019 por el Departamento de Justicia. No obstante, la defensa del empresario barranquillero ha asegurado que es “falso” este vínculo.

Lo cierto es que mientras avanza el proceso, el empresario de 49 años deberá permanecer en la cárcel, pues no gozará del beneficio de la libertad bajo fianza por el peligro de que se fugue. Sin embargo, Saab ha pedido que su caso se maneje de forma semi privada y que se limite el acceso por video a las audiencias a la prensa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *