El papa Francisco expresó este domingo su cercanía a la población de Mérida afectada por las inundaciones y lluvias en Venezuela que han provocado una veintena de muertos e importantes destrozos.

«Me siento cercano a la población de Mérida, en Venezuela, afectadas por inundaciones y corrimientos de tierra y rezo por los difuntos y familiares y los que sufren por esta calamidad», dijo el papa tras el rezo dominical del ángelus en la Plaza de San Pedro.

Las inundaciones debido a las lluvias torrenciales registradas en el estado Mérida han provocado al menos 20 fallecidos y numerosos daños.

LEA TAMBIÉN: Más de 160 casas quedaron en “destrucción total” en Mérida por las lluvias en Venezuela

FRANCISCO INSTA A SEGUIR AYUDANDO A LOS AFGANOS Y PIDE ORACIONES

Asimismo, el sumo pontífice expresó su preocupación por la situación en Afganistán tras la toma de poder de los talibanes y pidió que se continúe asistiendo a los más necesitados; deseó que el diálogo consiga una convivencia pacífica en el país e instó a los cristianos a «intensificar la oración y practicar el ayuno»

«Sigo con gran preocupación la situación en Afganistán y comparto el sufrimiento de los que lloran por las personas que han perdido la vida; en los ataques suicidas del pasado jueves y los que buscan ayuda y protección», dijo Francisco al concluir desde la plaza de San Pedro el rezo dominical del ángelus.

El papa agradeció «a todos los que están ayudando a la población afgana duramente afectada, sobre todo a las mujeres y niños» y pidió entonces «que se continúe asistiendo a los necesitados» y rezó para que «el diálogo ayude a la sociedad a una convivencia pacífica y ofrezca esperanza para el futuro del país».

Francisco explicó que «en momentos históricos como este, no podemos ser indiferentes» y que «la historia de la iglesia nos enseña que como cristianos está situación nos tiene que comprometer».

Entonces realizó un llamamiento a todos los cristianos «a intensificar la oración y a practicar el ayuno» por Afganistán.

«Oración y penitencia. Es el momento de hacerlo. Estoy hablando en serio. Intensificar la oración y el ayuno pidiendo al señor misericordia y perdón», agregó.

El pasado 15 de agosto, el pontífice también volvió a pedir que se abra un dialogo para que la población pueda volver a vivir en paz.

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *