La palabra de María Gabriela, esposa del coronel Johnny Mejías

El coronel del Ejército Johnny Rafael Mejías Laya, preso y torturado por la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), desde que el 30 de enero de 2019 fue detenido en su oficina del Batallón del Comando Logístico Operacional (COLOP) del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (CEOFANB). “Él tiene dos años y cinco meses detenido y sin juicio”, dice su esposa María Gabriela de Mejías.

En el mensaje que dirige a la Alta Comisionada de los Derechos Humanos, Verónica Michelle Bachelet Jeria, la señora Mejías le solicita apoyo para que se garanticen los derechos humanos y el debido proceso del coronel Mejías Laya “y también de los 130 presos políticos militares, quienes hoy en día se encuentran en riesgo de traslado a cárceles comunes”.

Haciendo énfasis le dice a la Alta Comisionada y comisión de Bachelet en Caracas que la DGCIM no es un centro apto de reclusión y tampoco tiene las condiciones físicas y legales para ser cárcel militar. “Tampoco son las cárceles comunes para estos militares de honor donde corren peligro”, dice la esposa de Mejías Laya.

El coronel Johnny Rafael Mejías Laya en una imagen que recorrió el mundo

El coronel Johnny Rafael Mejías Laya en una imagen que recorrió el mundo

Aunque reconoce el esfuerzo que ha hecho el equipo de Bachelet en Caracas, insta a que se tomen acciones para que se garantice las condiciones físicas y mentales de los militares detenidos. Pide la libertad plena de su esposo, “no un traslado”, finaliza diciendo.

Durante un tiempo el coronel estuvo en los inmundos sótanos de la DGCIM en su sede central de Boleíta en Caracas y ahora en la cárcel que la Dgcim tiene a su cargo en Fuerte Tiuna. Ahora está amenazado, como la gran cantidad de militares detenidos en los sitios de reclusión, de ser trasladados a cárceles comunes para que el régimen venezolano encubra que son presos políticos a quienes se les ha violado sus derechos humanos y el debido proceso.

Teniente Richard Alemán, uno de los militares detenidos en DGCIM

Teniente Richard Alemán, uno de los militares detenidos en DGCIM

El coronel activo del Ejército Mejías Laya, cuyo jefe era el general César Figueira Peralta, fue detenido un día después que lo mencionara el coronel retirado (GNB) Oswaldo Valentín García Palomo. Desde entonces fue torturado, violándosele sus derechos humanos. Su vivienda fue allanada por funcionarios de la DGCIM, que con sus armas largas aterrorizaron a las hijas, de 6 y 13 años, del matrimonio Mejías.

El coronel estuvo 15 días incomunicado y torturado hasta que fue presentado ante la jueza Carol Bealexis Padilla Reyes de Arretureta, del Tribunal Especial 1º de Control en Terrorismo, el 15 de febrero. Los fiscales del caso son Farik Mora y Dinorah Bustamante; juez y fiscales obviaron que Mejías fue detenido el 30 de enero y aparece como si hubiese sido el 6 de febrero, además de registrar que fue detenido en la sala de espera del comando en Fuerte Tiuna.

Sgt (GNB) Samaira Romero Armario, la única mujer detenida por la Operación Gedeón

Sgt (GNB) Samaira Romero Armario, la única mujer detenida por la Operación Gedeón

130 militares

Por la Operación Jericó, mayo de 2014, los seis militares que quedan detenidos ya cumplieron entre el 90% y el 96% de la pena; general de división (Av) Oswaldo Antonio Hernández Sánchez, el coronel (Ej) José Gregorio Delgado Vásquez, el teniente coronel Ruperto Chiquinquirá Sánchez casares, el Mayor (Av) Víctor José Ascanio Castillo, los capitanes de la Aviación Nery Adolfo Córdoba Moreno, Andrés Ramón Thomson Martínez y Jesús María Alarcón Camacho.

El único detenido por el caso Golpe Fénix, noviembre de 2015, es el capitán (Ej) Jesús María Alarcón Camacho. También hay un solo detenido por el Paramacay II 2018, teniente coronel Freddy Alberto Mogollón Rojas, quien fue sentenciado en juicio exprés del 3 de noviembre al 21 de diciembre de 2020, a 8 años y seis meses de prisión. Y por el Movimiento la Espada de Dios, marco 2017, solo hay dos aun presos, los primeros tenientes del Ejército Luis Alejandro Mogolló Velásquez y Eliécer Vásquez Guillén. En la llamada Operación Victoria del 2017, cuya sentencia fue anulada el 01 de octubre 2020, hay cuatro detenidos que continúan sin juicio.

El GJ Raúl Isaías Baduel es el oficial de más alto rango entre los militares presos políticos

El GJ Raúl Isaías Baduel es el oficial de más alto rango entre los militares presos políticos

Los ocho detenidos por la causa donde está el general en Jefe del Ejército y ex ministro de la Defensa Raúl Isaías Baduel no tienen juicio aun cuando están detenidos desde enero 2017: además del alto oficial imputado por instigación a la rebelión, contra libertad, integración dependencia de la nación, también están los sargentos del Ejército todos señalados de Traición a la Patria e Instigación a la rebelión, a quienes las CIDH le dio medidas cautelares, que no se han cumplido: SM2 Jairo Elí Villegas Moreno, SM2 Noé Ricardo Romero Lugo, S1 Jecson Enrique Losada Matute, S1 Rubén Augusto Bermúdez Oviedo, S1 Juan Francisco Días castillo, S1 Javier Rafael Peña y S1 Feydi Rafael Montero.

Puerta Morocha, causa que forma parte de la Operación Gedeón

Puerta Morocha, causa que forma parte de la Operación Gedeón

Sin juicio los del caso Baduel y francotiradores

Sin juicio los del caso Baduel y francotiradores

Caguaripano y Marín

Al 2017 también pertenece la Operación David o Paramacay I, cuyo juicio se suspendió en marzo de 2020 y se reinició el 11 de mayo de 2021, estando actualmente en proceso. En ese caso está el capitán (GNB) Juan Carlos Caguaripano Scott, que es uno de los militares presos más brutalmente torturado y que tiene imputación por: traición a la patria, rebelión, sustracción de efectos pertenecientes a la Fuerza armada, uso indebido de condecoraciones, insignias y títulos militares, usurpación, ataque y ultraje al centinela, a la bandera y a la Fuerza Armada Nacional.

Por el Movimiento Transición a la Dignidad del Pueblo o Comandantes 2 de Marzo, hay cuatro tenientes coroneles que fueron sentenciados en un juicio exprés, del 6 de noviembre al 16 de diciembre de 2020, a siete años y seis meses por el Tribunal Primero de Juicio. El único de los cuatro oficiales que siempre ha estado preso en los sótanos de la DGCIM es el teniente coronel (Ej) Igbert Marín Chaparro; los otros están en la cárcel militar de Ramo Verde.

Caso drones, magnicidio frustrado

Caso drones, magnicidio frustrado

Operación Jericó

Operación Jericó

En el caso de la llamada Operación Armagedón, mayo de 2018, el juicio fue suspendido el 18 de diciembre de 2020 y restituido la causa a la audiencia preliminar. Siguen sin juicio dos generales, un capitán de navío, un teniente coronel, un coronel, tres mayores de la Aviación, un capitán de corbeta, un teniente de navío, dos tenientes de fragata y un sargento mayor de tercera de la Guardia Nacional.

Por el magnicidio frustrado o el caso Drones, agosto de 2018, causa en la que también esta el diputado Juan Requesens, hay cinco militares detenidos: dos generales, un coronel, un teniente coronel y un sargento mayor de primera.

El caso que más tiene militares detenidos, 24 sargentos de la Guardia Nacional, es el de la rebelión en Cotiza, enero 2019, quienes están sin juicio. Lo encabeza el SM3 Luis Alexánder Brandes Figueroa, imputado por traición a a patria, instigación a rebelión, del motín, desobediencia, sustracción de efectos pertenecientes a la Fuerza armada, ultraje a al Fuerza armada, en calidad de autor.

Operación Boicot

Operación Boicot

Dos por el caso Apure

Por la llamada Operación Constitución, enero de 2019, hay siete detenidos, encabezados por el coronel del Ejército Johnny Mejías Laya y el coronel (GNB) José Rommel Acevedo Montañez. Esa causa no ha tenido juicio.

La Operación Libertad, del 30 de abril de 2019, que sacó de la casa por cárcel a Leopoldo López y permitió la huida para el exterior del entonces jefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN), GD Manuel Ricardo Cristopher Figuera, dejó en la cárcel a nueve militares, el único de ellos que está en la DGCIM es el coronel del ejército Erwin José Gragirena Echezuría. Esa causa no tiene juicio.

Otros casos son la Operación Vuelvan Caras, junio de 2019, por el cual hay cinco militares detenidos, entre ellos el general (GNB) Ramón Lozada Saavedra: hubo juicio exprés del 8 de marzo al 27 de abril 2021, condenándolos a 7 años y seis meses de prisión y a otros a cinco años.

Por el reciente caso de enfrentamientos de la Fuerza Armada Nacional contra las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), están presos dos oficiales: el coronel Pedro Peñaloza y el teniente coronel José Pabón. Finalmente hay que destacar que en la lista de 132 militares detenidos no están incluidos los de la Operación Gedeón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *