Además de los gobiernos de Rusia, China e Irán, el presidente turco es un aliado clave del dictador chavista

El ministro de Asuntos Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, emprende este domingo un viaje de tres días que lo llevará a República Dominicana, Haití y Venezuela, país donde se entrevistará con el presidente, Nicolás Maduro.

Çavusoglu se reunirá el martes en Caracas con su homólogo venezolano, Jorge Arreaza, y será recibido también por Maduro y por la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, informa un comunicado en la web del Ministerio de Exteriores turco.

Durante la visita, los ministros firmarán varios acuerdos bilaterales, conmemorando los 70 años del establecimiento de relaciones diplomáticas entre Ankara y Caracas.

Turquía es uno de los países, junto con Rusia, China e Irán, que mayor respaldo diplomático ofrecieron a Maduro en su pugna contra el líder opositor Juan Guaidó, y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, llegó a llamar “hermano” a su homólogo venezolano.

Hoy mismo, el jefe de la diplomacia turca asistirá a la investidura del presidente electo Luis Abinader en Santo Domingo, donde también mantendrá algunos encuentros bilaterales con otros jefes de Gobierno o ministros presentes en la ceremonia. Mañana, Çavusoglu se desplazará a Haití, donde se reunirá con su homólogo, Claude Joseph, el primer ministro, Joseph Jouthe, y el presidente, Jovenel Moise, indica la nota turca.

El acercamiento de Maduro a TurquíaNicolas Maduro y Tayyip Erdogan (Reuters)

Nicolas Maduro y Tayyip Erdogan (Reuters)

Hugo Chávez había criticado regularmente a Turquía por su oposición al sirio Bashar al Assad, un tradicional aliado chavista. Poco después de la muerte de Chávez en marzo de 2013, Turquía, como forma de avivar los lazos económicos, intentó vender a Maduro una ruta de Turkish Airlines que conectaba Estambul con Caracas. Pero Maduro ignoró el acercamiento. Incluso después de que la economía venezolana cayera precipitadamente en un colapso económico prolongado y continuo, las ofertas de Turquía de comercializar alimentos y productos farmacéuticos por derivados del petróleo venezolano no llegaron a ninguna parte.

Pero todo cambió en la tarde del 15 de julio de 2016, cuando camiones militares bloquearon un puente sobre el Bósforo, tanques entraron en el aeropuerto de Estambul, y el humo salía de las calles de Ankara. Ese día un grupo del ejército turco estaba tratando de derrocar al gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan, y Maduro decidió respaldarlo.

El dictador venezolano acusó entonces a Estados Unidos de haber orquestado el levantamiento turco, al igual que acusó a los estadounidenses de estar detrás de un intento fallido de golpe contra Chávez en 2002.Nicolas Maduro fue recibido por Recep Tayyip Erdogan en Ankara, en octubre de 2017 (AP)

Nicolas Maduro fue recibido por Recep Tayyip Erdogan en Ankara, en octubre de 2017 (AP)

Unos meses después de que el intento golpista en territorio turco fuera sofocado, Maduro anunció su primer viaje a Turquía. Antes de finales de 2016, se inauguró la ruta de Turkish Airlines entre Estambul y Caracas, y las delegaciones de ambos países comenzaron a cruzar el Atlántico para forjar acuerdos. Comenzaron a construir una red de negocios secreta, una que podría operar fuera del alcance de las sanciones financieras impuestas por los Estados Unidos.

Su asociación comercial está en la mira de varias organizaciones de aplicación de la ley de todo el mundo. De hecho, investigadores de al menos tres países, entre ellos Estados Unidos, creen que el comercio de oro y alimentos de Venezuela con Turquía ha evolucionado hasta convertirse en un esquema de múltiples niveles basado en la criminalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *