El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, dio más detalles de la «Operación Gedeón” y afirmó que estuvo preparada “en territorio extranjero, con financiación extranjera”


El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, anunció la detención de 39 militares “desertores” en la frontera con Colombia por su presunta implicación en la supuesta incursión naval que tuvo lugar hace casi dos semanas en las costas venezolanas de La Guaira y que, según el régimen de Maduro, tenía como objetivo un “golpe de Estado”.

Tal y como ha explicado el general, el número de detenidos en relación con la fallida operación llamada ‘Gedeón’ aumentó a 91. Estos últimos habrían intentado acceder al país vía terrestre “a pesar del fracaso de la incursión por mar llevada a cabo hace dos semanas”.

“Hemos capturado tratando de ingresar por la frontera con Colombia a 39 desertores de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB)”, expresó Padrino.

Para el general, el suceso se enmarca dentro de lo que considera una “invasión” del territorio venezolano. “Fue una operación militar preparada en territorio extranjero, con financiación extranjera, con la protección del Gobierno de Estados Unidos”, sostuvo, según informaciones del diario El Nacional.

“Sepa el pueblo de Venezuela, la comunidad internacional y los enemigos de la patria, que se ha construido un sistema inexpugnable para la defensa de la patria. Todos los que firmaron el contrato de la ‘Operación Gedeón’ son enemigos de la patria”, expresó.Nicolás Maduro muestra unos documentos durante una conferencia de prensa virtual en Caracas, Venezuela, el 6 de mayo de 2020. Palacio de Miraflores / REUTERS

Nicolás Maduro muestra unos documentos durante una conferencia de prensa virtual en Caracas, Venezuela, el 6 de mayo de 2020. Palacio de Miraflores / REUTERS

La operación

De acuerdo con la versión del régimen de Maduro, “un grupo de mercenarios y terroristas” entrenados en Colombia con el apoyo de Estados Unidos intentaron entrar en Venezuela el pasado 3 de mayo por las costas de Macuto pero se encontraron con la resistencia de las Fuerzas Armadas. Al menos ocho habrían muerto.

La Fiscalía venezolana sostiene que la incursión naval forma parte de la ‘Operación Gedeón’. Maduro, por su parte, dice tener pruebas de que Guaidó firmó un contrato de 212 millones de dólares con la empresa estadounidense Silvercorp para que planeara y lanzara la operación. El director de la contratista norteamericana, el ex boina verde Jordan Goudreau, al que Maduro vincula con Trump, lo ha confirmado y dice que el plan sigue en marcha.

No obstante, Guaidó ha acusado al presidente de ser el responsable y ha asegurado que él mismo “sabía de la operación, los infiltró y los esperó para masacrarlos”.

“La dictadura insiste en mentir. Una dictadura cuyo prontuario es muy claro de masacres como la de la cárcel de Guanare, pero también como la de Oscar Pérez, el asesinato de Fernando Albán, de Cesita, de Neomar Lander. En esa acción (supuesta invasión extranjera), como lo dijo el lunes el usurpador, (…) estaban esperándolos para masacrarlos”, afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *