El TSJ, de la dictadura, tomó el lunes una decisión similar contra otra organización opositora, Acción Democrática

El máximo tribunal de la dictadura de Venezuela suspendió este martes la directiva del partido político Primero Justicia, del ex candidato presidencial Henrique Capriles Radonski, después de que las principales fuerzas opositoras anunciaran un boicot a las elecciones parlamentarias de este año, las que tachan de “farsa”.

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) «decretó (…) suspender la actual Junta Directiva de la organización con fines políticos ‘Movimiento Primero Justicia'», dijo la corte en un comunicado.

El TSJ, de línea chavista, tomó el lunes una decisión similar contra otra organización opositora, Acción Democrática.

El tribunal nombró una «mesa directiva ad hoc» en Primero Justicia, encabezada por el diputado José Brito, rival del jefe parlamentario opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por medio centenar de países encabezados por Estados Unidos.

Brito es aliado de Luis Parra, legislador desertor que rompió con Guaidó después de haber sido acusado de corrupción vinculada con un programa de alimentación del gobierno de Nicolás Maduro y que se proclamó presidente de la unicameral Asamblea Nacional, con apoyo del chavismo, en paralelo a la reelección del líder opositor.

La nueva junta de Primero Justicia, agregó el TSJ, podrá usar “la tarjeta electoral, el logo, símbolos, emblemas, colores y cualquier otro concepto propio de la señalada organización”.Miembros del partido político Primero Justicia, en un acto en Caracas

Miembros del partido político Primero Justicia, en un acto en Caracas

El TSJ, “que sólo se ocupa de la enferma ambición de poder de Maduro, ahora decide entregarle a unas basurillas corruptas nuestro partido”, reaccionó en Twitter Capriles, doble candidato presidencial en 2012, contra el fallecido ex presidente Hugo Chávez, y en 2013, contra Maduro.

Brito defendió la sentencia en una entrevista con la televisora web VPI.

Once partidos opositores anunciaron el domingo en un comunicado que no respaldan las elecciones parlamentarias, previstas para 2020, aunque aún sin fecha. Calificaron el proceso de “farsa” después de que el TSJ designara una nueva directiva del Consejo Nacional Electoral (CNE), encabezada por Indira Alfonzo, una magistrada sancionada por Canadá.

Los nombramientos tuvieron lugar después de que la corte declarara el 5 de junio la “omisión” del Legislativo en su potestad de elegir nuevos rectores del CNE.

El equipo de comunicaciones de Guaidó acusó a Maduro de una «maniobra» a fin de «robar tarjetas electorales, logos y símbolos para intentar ‘convalidar’ su show electoral».

Primero Justicia, surgido como un movimiento civil y formalizado como partido político en 2000, y Acción Democrática son las organizaciones con mayor representatividad opositora dentro de la Asamblea Nacional.

El fundador de Primero Justicia, el exiliado diputado Julio Borges, es el representante para las Relaciones Exteriores de Guaidó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *