Referencia Caraota Digital/YouTube

Desde el exgobernador Francisco Rangel Gómez, Inviobras, Hidrobolívar hasta el actual gobernador Justo Noguera Pietri, han sabido de una cárcava en la calle Arismendi del sector Luis Hurtado Higuera, en San Félix, sin que den solución después de ocho años.

Al menos tres viviendas están en riesgo por la sedimentación que provoca el continuo bote de agua que cada vez ocasiona una abertura mayor en la calle. El pozo que se forma lo usan los niños para bañarse, los adultos recogen agua de allí, ya que a sus casas no llega con suficiente potencia, otros lavan los carros.

«Vino la gente de Hidrobolívar, sacaron una abrazadera y ahora vienen a decir que no pueden arreglar eso porque no tienen los materiales», denunció Javier Infante, uno de los vecinos afectados.

Cuestionó que mientras ninguna de las instalaciones ha tenido respuesta ni solución en estos ocho años, acudan nuevamente a la comunidad en busca de votos.

Freddy Quijada, otro de los vecinos del sector, advirtió sobre el peligro que implica la cárcava por la negligencia de las autoridades.

«Hidrobolívar dijo que no tiene recursos y que los mismos vecinos tienen que arreglar eso. Están esperando a que se mate un niño, que se derrumbe una pared. Allí sí van a venir, cuando haya un muerto», manifestó Quijada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *