El video de un alcalde venezolano anunciando que priorizará la vacunación de militantes del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) causó indignación este martes en Venezuela.

La filmación, difundida por el diario local La Prensa del Táchira, muestra a Willington Vivas, alcalde del municipio García de Hevia, mientras informa que las dosis entregadas a la ciudad serán aplicadas a los miembros de las Unidades de Batalla Hugo Chávez (UBCH), un grupo paramilitar afiliado al PSUV, a quienes llama “sus jefes”.

“En espíritu de agradecimiento quiero decirles que ha llegado la bendición de la vacuna”, dice Vivas en la filmación. “En ese sentido en reconocimiento a su trabajo, lealtad y disposición por defender el proceso revolucionario, he tomado la decisión de que tienen dos espacios para que como jefes de UBCH puedan vacunar a su familia”.

Por el momento se desconoce qué vacuna será aplicada en el municipio, así como si antes de inmunizar a los militantes chavistas ya se vacunó a los grupos prioritarios y de riesgo.

Lo cierto es que toda la campaña de vacunación venezolana enfrenta acusaciones de poca transparencia, ya que el régimen de Maduro dio pocas precisiones sobre los criterios para inmunizar y la cantidad de dosis de las que dispone el país.

La vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, explicó el sábado que cerca del 11% de los venezolanos ya habían sido vacunados, es decir, unos 3.300.000. Pero las vacunas que la dictadura recibió, según la información hecha pública, son 2.730.000, que alcanzarían para una sola dosis a igual número de personas.

Sin embargo, el Frente Amplio Venezuela Libre (FAVL), integrado por las principales fuerzas de la oposición, aseguró que “apenas llega al 1,2%” y reclamó el acceso a la vacuna anticovid “de manera urgente, en igualdad y sin discriminación política”.

Se desconoce cuándo ingresaron las 570.000 que faltarían para la cifra brindada por Rodríguez, a las que hay que sumar las que corresponden a la segunda dosis que deben haber recibido quienes hayan sido inyectados con la primera entre el 15 de mayo y el 5 de junio, además de las que se han inyectado después del sábado.

El pasado viernes, el país caribeño suscribió un acuerdo con la farmacéutica rusa Gerofarm para el envío de 10 millones de dosis de la vacuna EpiVacCorona, cuya fecha de ingreso al país se desconoce.

Además, están pendientes de envío algo más de 11 millones de unidades del sistema Covax, al que, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Venezuela le debe una parte del dinero para completar el pago total, pero el Gobierno insiste en que está saldado.

El régimen, que había fijado la vacunación masiva para agosto, luego aplazada a septiembre y posteriormente a octubre, asegura ahora que será en diciembre cuando esté vacunado el 70% de la población.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *