A pesar de la convocatoria para el regreso de las clases presenciales en Venezuela, las precarias condiciones de las instituciones y la lentitud en el proceso de vacunación lo hacen inviable. En más de dos ocasiones los maestros se han opuesto al llamado para volver a las aulas, realizado por la administración Maduro.

A principios de año se fijó marzo como fecha de vuelta a clases presenciales, pero el aumento de los contagios modificó la excesivamente positiva agenda. El pasado 8 de junio, el ministro de Educaciñon, Eduardo Piñate, informó que aspiran a volver a clases presenciales el próximo mes de octubre. «Se está haciendo la preparación del año escolar 2021-2022, y si se cumple el plan de vacunación el regreso a clases presenciales será el mes de octubre«, señaló.

En contraste con las expectativas de la administración Maduro, la realidad que enfrenta el sector educativo en Venezuela son mucho más duras.

Solo el 20% de maestros están vacunados

Además de sobrevivir con sueldos extremadamente bajos, en tiempos de pandemia los educadores venezolanos han sufrido el olvido por parte de las autoridades. Así lo manifestó la secretaria de reclamos del Sindicato Venezolano de Maestros, Griselda Sánchez.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: DELCY RODRÍGUEZ PROMETIÓ QUE ARREGLARÁN ESCUELAS Y SILLAS PARA EL REGRESO A CLASES

Las denuncias de Sánchez van desde la baja tasa de vacunación a los docentes, hasta la suspensión de salarios en algunos casos. «Además de eso no los han querido vacunar. Han realizado jornadas de vacunaciones en comunidades y algunas escuelas de Guaneras-Guatire, y estos docentes han sido excluidos», explicó.

Luego de las jornadas de vacunación llevadas a cabo en las las 64 sedes del IPASME del país, tan solo el 20% de los docentes han sido vacunados. Esta información fue facilitada por la organización Formación para la Dirigencia Sindical (Forsidi), la cual maneja las cifras de inmunización de los educadores.

Escuelas destruidas

Delcy Rodríguez, vicepresidenta de la administración Maduro, anunció la aprobación de un presupuesto de 14 millones de euros para la reparación de 500 escuelas y 24.000 sillas y mesas de los planteles educativos. Esto es una muestra de la precaria situación en la que se encuentran muchas escuelas a nivel nacional, especialmente en las zonas rurales.

«Aprobados recursos para el programa una gota de amor (…) que va a permitir remozar 500 escuelas y recursos para recuperar 24.000 mesas-sillas. Esto es el equivalente a casi 14 millones de euros que está aprobando el presidente para estos sectores», explicó Rodríguez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *