Andrés Pastrana (Colombia), Felipe Calderón (México) y Jorge Quiroga (Bolivia) participarán del encuentro virtual organizado por el partido político argentino PRO. También darán su testimonio el ex alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, y el diputado venezolano Richard Blanco

El partido político argentino PRO, liderado por el ex presidente argentino Mauricio Macri, organizó un encuentro de debate en torno a la profunda crisis que atraviesa Venezuela.

La presidenta de la agrupación, Patricia Bullrich, participará hoy del encuentro virtual junto con ex mandatarios de la región. El debate, que comenzará a las 19:00 de Argentina (22:00 GMT) y se transmitirá en vivo por la plataforma Zoom, contará con la presencia de los ex presidentes Andrés Pastrana (Colombia), Felipe Calderón (México) y Jorge Quiroga (Bolivia).

El encuentro organizado por el PRO girará en torno a “El caso Venezuela como amenaza”, y contará con la presencia además del ex alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, y el diputado venezolano Richard Blanco.

En la reunión virtual se esperan duras críticas de estos ex mandatarios al régimen de Nicolás Maduro.PlayUna protesta por la falta de gasolina en Venezuela dejó un muerto y un herido

Este encuentro llega luego de que la Asamblea Nacional de Venezuela denunciara que durante la pandemia de coronavirus, que dejó en el país 146 muertos y 15.988 contagiados (según datos del régimen de Nicolás Maduro que han sido ampliamente cuestionados a nivel local y por la comunidad internacional), se agudizó la violación a los derechos humanos de los venezolanos.

“La pandemia de coronavirus alcanzó a Venezuela en una situación de crisis económica caracterizada, entre otros indicadores, por seis años continuos de recesión, cinco años consecutivos de caída del Producto Interno Bruto (PIB) y la disminución de la producción y el precio del petróleo”, comienza el documento publicado por el órgano legislativo, de mayoría opositora.

Una emergencia humanitaria compleja que compromete severamente el derecho humano a la alimentación de sus habitantes, especialmente de las poblaciones y comunidades en extrema pobreza por los efectos del hambre y la desnutrición”, subraya.

Luego sostiene que, en medio de la crisis, “también resaltan el colapso del sistema de salud y la destrucción de los servicios básicos en el país. En el ámbito político, se presenta una situación de crispación provocada por la voluntad del régimen dictatorial de perpetuarse en el poder para lo que requiere acabar con la disidencia política y bloquear la posibilidad de que la voluntad del soberano se exprese en elecciones libres, transparentes y justas”.

“A pesar de que el primer caso en América del Sur de la enfermedad por coronavirus se detectó el 26 de febrero en Brasil, es el 13 de marzo cuando el régimen usurpador venezolano decide reconocer oficialmente dos casos de infectados en el país, decretando el estado de alarma y una férrea cuarentena como medida para evitar la propagación del COVID-19″, recordó la Asamblea Nacional.

Luego puntualizó que en este tiempo de cuarentena, el régimen reprimió a la población que protesta, torturó a los presos políticos e hizo un trato denigrante a quienes volvieron al país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *