La niña Isabella Belandria, de 2 añitos, es vista como un milagro por su abuelo José Luis Romero, cuando la noche del 23 de agosto su bisabuelo, José Arcenio, de 70 años, le salvó la vida luego de sacarla de los escombros que la tapaban hasta el cuello.

El hecho ocurrió en Tovar después que las lluvias causaron deslaves y una tragedia en varias zonas del estado Mérida.

Tras la valoración médica fue intervenida porque sufrió una fractura en un brazo y el cráneo. «Ha evolucionado de una manera increíble después que la operaron de la cabeza», relató a Caraota Digital su abuelo.

isabella-caraota-digital
Isabella fue rescatada de los escombros por su bisabuelo. Foto: Cortesía

Asimismo, indican que la niña está bien, pero necesita mucha tranquilidad y descanso para recuperarse, actualmente están reubicados temporalmente en la ciudad de Mérida.

«La bebé tiene que estar aislada de todo, del ruido, de todo, así lo recomendó el neurocirujano», detalló.

Además, explicó que su papá se convirtió en un héroe esa noche porque sufre del corazón y otras patologías, pero que actuó como un joven para rescatar a su bebé.«Él es mi héroe porque él daría hasta su vida por salvarla».

Al mismo tiempo, señaló que tuvo la habilidad para mover piedras y escarbar entre los escombros para sacar a Isabella. Se lanzó unos cinco metros por un terreno y así lograr llevarla hasta donde estaba el camión de los bomberos, momento dramáticos que tuvieron que experimentar.

LA VIVIENDA DE ISABELLA QUEDÓ DESTRUIDA

El señor Romero dijo que si no abandonaban esa noche la vivienda los hechos serían más lamentables que perder la casa. «Eso quedó destruida, le cayó un árbol inmenso».

isbella-caraota-digital

EL MILAGRO DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

En la habitación donde rescataron a Isabella había una imagen de yeso del Sagrado Corazón de Jesús, al lado de donde sobresalía la cabeza de la niña, esto impidió que no le cayeran encima los escombros y que se pudiera mantener con vida.

«Esa imagen tiene muchos años, era de la abuela de mi esposa, y siempre le rezamos a la imagen, por eso estar cerca de Dios ayuda», agregó.

TABIÉN TE PUEDE INTERESAR: OPERACIÓN DE LA NIÑA QUE SOBREVIVIÓ BAJO LOS ESCOMBROS EN MÉRIA, FUE EXITOSA

isbella-caraota-digital

LA TRAGEDIA DEL MOCOTÍES

El pasado lunes, 23 de agosto, llovió más de cuatro horas en el Valle del Mocotíes, lugar en el que se registraron deslaves, crecida de ríos y quebradas, ocho días después la cifra de fallecidos se ha elevado a 21 personas y las labores de búsqueda y rescate continúan en las zonas afectadas.

Esa noche los daños también los sufrieron los habitantes de Santa Cruz de Mora, donde dos niños murieron en una vivienda, y al municipio Sucre, lugar en el que cuatro personas fallecieron en la Aldea Quirorá.

Las cifras de damnificados son incalculables, porque los grupos de rescate no han tenido acceso a algunas zonas y varias personas siguen desaparecidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *