El dirigente y posible candidato de la oposición para el estado Vargas, José Manuel Olivares, ve con buenos ojos el proceso electoral del próximo 21 de noviembre, señalando que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) debe concentrar todos los esfuerzos en quitarle las gobernaciones al chavismo.

«Yo tengo un hijo de tres años apenas. ¿Qué le voy a decir? ¿Que es normal vivir sin gas, agua e Internet? No. Vamos a hacer lo que hago desde 2007, luchar por el país», dijo Olivares, en una entrevista para Caraota Digital.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR: MADURO A GUAIDÓ ANTE DIÁLOGO EN MÉXICO: CESÓ LA USURPACIÓN Y VAMOS A ELECCIONES LIBRES

Olivares llegó hace unas semanas a Venezuela, luego de estar más de tres años exiliado en Colombia. Aseguró que, el exilio, no es solo algo de los políticos. Recordó que más de 5,5 millones de ciudadanos han abandonado su país por diferentes motivos, que van desde la persecución hasta la falta de oportunidades.

«Yo me fui porque vi en riesgo la vida de mi esposa, la de mi hijo, que en ese entonces estaba recién nacido. Metieron preso a mi hermano, sin haber cometido un solo delito. Allanaron la casa de mi esposa y de mis suegros… Por eso decidí que lo mejor era irme», dijo.

José Manuel Olivares durante su exilio, en Cúcuta.

Su travesía estuvo llena de dificultades, indicó. Su hijo salió en brazos del diputado Juan Requesens, quien un par de meses después fue encarcelado por el chavismo. Por su parte, tuvo que salir en una trocha, un paso irregular en la frontera colombo-venezolana.

Al volver, aclaró ante las cámaras de Caraota Digital que no se cuadró con nadie, ni negoció con nadie para entrar al país. «Yo entré como cualquier venezolano. No hablé con nadie».

CAMINO A LA GOBERNACIÓN DE VARGAS

Desde hace 22 años, Vargas no conoce otro gobernador que no sea chavista. Reiteró que desde entonces, la situación no ha hecho más que empeorar. «Todos sabemos el negocio que tienen, por ejemplo, con el gas. La gente atraviesa miserias».

«En Vargas podemos hacer, por ejemplo, que la gente viva 20 años más. Los adultos mayores mueren de hipertensión, infarto al miocardio… Enfermedades que pueden controlarse, con el tratamiento adecuado. Pero los pensionados o no la consiguen, o no la pueden comprar porque no les alcanza el dinero», agregó.

Reiteró que actualmente, Nicolás Maduro cuenta apenas con el 20% de aprobación popular. Esto, a su juicio, debe ser algo a catapultar por la oposición en las próximas elecciones. «El mejor amigo de Maduro es la abstención».

Por último, Olivares recordó que los políticos venezolanos deben pedir disculpas, levantar la cabeza y seguir adelante. «Toca construir desde abajo, para conseguir la mayoría y terminar con el problema de todos los venezolanos, que es Nicolás Maduro».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *