Los relatores especiales de la ACNUDH firmaron el escrito en el que condenan la estigmatización y persecución que sufren también “las organizaciones de la sociedad civil y las voces disidentes”

Expertos en derechos humanos de la ONU instaron este viernes al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela a poner fin a la represión contra las organizaciones de la sociedad civil.

Los relatores especiales Clément Voule, Irene Khan, Mary Lawlor y Fionnuala Ní Aoláin firmaron el escrito en el que condenan que “desde noviembre de 2020 Venezuela ha estigmatizado y perseguido sistemáticamente a las organizaciones de la sociedad civil, a las voces disidentes y a los defensores de los derechos humanos, y esto debe terminar”.

“Dada la preocupante situación socioeconómica en la que se encuentra el país, que empeoró durante la pandemia, las organizaciones de la sociedad civil nacionales e internacionales son más esenciales que nunca para garantizar el acceso a las necesidades y los servicios básicos respetando los derechos humanos”, dijeron.

Además, señalaron que su papel en la protección de los derechos humanos y en la asistencia a las poblaciones vulnerables “debe ser protegido, no socavado”.

Los expertos hicieron un llamado a los miembros de la nueva Asamblea Nacional elegida la semana pasada para que aprueben leyes que protejan a las ONG y a los defensores de los derechos humanos, de acuerdo con las obligaciones internacionales en materia de derechos humanos que Venezuela ha asumido.Una protesta contra el régimen de Maduro (Archivo)

Una protesta contra el régimen de Maduro (Archivo)

También alentaron a la nueva Asamblea Nacional, cuya toma de posesión está prevista para el 5 de enero de 2021, a abolir la vigente legislación restrictiva, en particular la “Ley contra el odio” de 2017 que, según los expertos, ha sido utilizada para silenciar a los defensores de los derechos humanos y las voces críticas.

La libertad de asociación y la libertad de expresión son pilares esenciales de una sociedad democrática”, dijeron. Y acotaron: “Venezuela debe dejar de intentar controlar a las organizaciones de la sociedad civil y dejar de estigmatizar públicamente a sus líderes y de criminalizar el trabajo de la sociedad civil y de los defensores de los derechos humanos”.

Luego sostuvieron que “parece” que la nueva Asamblea Nacional dará prioridad a la aprobación de una ley que restringiría significativamente el acceso de las organizaciones no gubernamentales a la financiación extranjera. “Estas medidas han tenido efectos paralizantes en las ONG que prestan apoyo humanitario a las poblaciones vulnerables, lo que ha dado lugar a que se agraven las violaciones de los derechos económicos y sociales de las personas que estas ONG ayudan”, enfatizaron.

Luego, los relatores compartieron sus preocupaciones de que leyes tales como la “Ley contra la Delincuencia Organizada y la Financiación del Terrorismo” puedan ser utilizadas para limitar las actividades de las organizaciones de la sociedad civil.

La sociedad civil desempeña un papel clave en la promoción y protección de los derechos humanos”, subrayaron.

Y concluyeron: “Ahora más que nunca, la situación humanitaria y de los derechos humanos en Venezuela exige que la sociedad civil, incluyendo los defensores de los derechos humanos, sea apoyada y protegida”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *