Familiares de Fernando Albán y el Capitán Rafael Acosta Arévalo pidieron al fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, celeridad en el caso venezolano.

Meudy de Albán, viuda de Fernando Albán, indicó que a casi tres años del asesinato de su esposo no ha habido justicia.

«Él fue objeto de detención arbitraria, desaparición forzada, tortura y muerte en custodia; así como la simulación de un suicidio. En Venezuela no hemos tenido el acceso a la justicia debida, por el contrario, los abogados en más de 50 oportunidades han solicitado el acceso al expediente y se lo han negado», acotó.

Asimismo, señaló que han tenido «represalias» con la «persecución» de los abogados «teniendo que abandonar el país, así como el allanamiento de mi casa y de mi oficina».

«He alzado la voz ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos. La ONU a través de la misión de la determinación de los hechos estableció que había responsabilidad del Estado; y ya a casi tres años de su asesinato no hemos tenido la justicia deseada», dijo.

En ese sentido, manifestó que alzó su voz para solicitar al fiscal de la CPI que «abra la investigación del caso Venezuela I para que los familiares y víctimas del régimen de Maduro obtengamos la justicia que todos merecen».

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR: INAC ANUNCIÓ REACTIVACIÓN DE VUELOS NACIONALES EN SEMANAS FLEXIBLES

ALZAN SU VOZ PARA PEDIR A LA CPI QUE ABRA UNA INVESTIGACIÓN

Waleska Pérez, viuda del Capitán Rafael Acosta Arévalo, también pidió celeridad al nuevo fiscal de la CPI. 

«Quiero contar la historia de horror que hemos vivido a causa de un sistema. En Venezuela se cometen crímenes de lesa humanidad de manera sistemática«, sostuvo.

Resaltó que su esposo fue «secuestrado» por los cuerpos de seguridad y llevado a «una finca diseñada para torturar. Allí lo guindaron desnudo y con los ojos vendados. Con una carpeta y tirro le disparan cerca del oído y lo golpearon por todas partes del cuerpo».

Ante esto, el dirigente político Julio Borges afirmó que la CPI «es la única instancia a la que pueden acudir las víctimas para lograr justicia, verdad y reparación. Sabemos lo que han sufrido las víctimas y sus familiares. Tal es el caso del Capitán Rafael Acosta Arévalo, que fue torturado hasta asesinarlo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *