El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) le exige al vicepresidente del Gobierno español Pablo Iglesias explicaciones sobre su conexión con Venezuela.

Los pagos por trabajos que haya realizado en el pasado o cualquier otro vínculo que lo implicó con el gobierno de Maduro, deberán ser justificados.

El formulario que el CNI le exige a Iglesias rellenar se denomina ‘Declaración Personal de Seguridad’ (DPS-100). La parte más crítica de ese documento se encuentra en el punto 6.3, en el que la inteligencia española exige a cualquier persona que pretenda tener acceso a información reservada que describa su “relación con personas de países que no sean miembros de OTAN/UE o con gobiernos/servicios de inteligencia extranjeros”.

Iglesias, para poder obtener su acreditación de seguridad, deberá responder por correo electrónico describiendo cuáles han sido todas esas relaciones con «gobierno extranjeros». En el caso de Venezuela, la relación de Iglesias con la narcodictadura de Hugo Chávez y de Nicolás Maduro está más que acreditada.

En ese escrito, el vicepresidente deberá explicar cuál fue su papel en la llamada Fundación CEPS. El instrumento venezolano a través del que los fundadores de Podemos recibieron al menos 7,7 millones de euros para financiar el nacimiento y puesto en funcionamiento de la formación ‘morada’.

A Iglesias, por ejemplo, también le pueden pedir explicaciones por su militancia en el movimiento ’15-M’ y los intentos y ofrecimientos del entonces presidente venezolano Hugo Chávez por controlarlo. Previo pago de ingentes cantidades de dinero. Información publicada por el diario ok.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *