Es el segundo país con más víctimas fatales con 66 y sus diagnósticos positivos superaron los 1.500. Hay varias figuras políticas tanto entre los fallecidos como entre los pacientes contagiados


Las cifra de muertos por coronavirus aumentó en 12 y llegó a 66 en Irán, de entre 1.501 contagiados, mientras las autoridades han advertido de que castigarán con severidad a aquellos que intenten lucrar acaparando artículos como mascarillas.

El viceministro de Salud para Asuntos de Higiene, Ali Reza Raisi, informó este lunes de que se han confirmado en el país 523 nuevos contagios, de los que 12 han muerto, mientras que 291 personas se han recuperado.

El número de infectados ha visto un crecimiento exponencial en los últimos días en Irán como había previsto el Ministerio de Salud al haber pasado ya 14 días de los primeros casos registrados y al contar con más medios de diagnóstico.

Raisí explicó que ya hay 22 laboratorios en todo el país haciendo las pruebas, lo que ha facilitado que las cifras estén “al día”. Como en la víspera, el mayor número de nuevos contagios ha tenido lugar en la provincia de Teherán (225), seguida por Qom (62) y Guilán (53).

(Reuters)
(Reuters)

Según la agencia semioficial Tasnimentre los recientes fallecidos figura Mohamad Mohamadi, miembro del Consejo de Discernimiento, la institución encargada de solventar las diferencias que surjan entre el Parlamento y el Consejo de Guardianes.

Entre las autoridades hay varios casos de contagio, desde la vicepresidenta para Asunto del la Mujer, Masumeh Ebtekar, a otro de los viceministros de Salud, Iraj Harirchí, y varios diputados.

Ante la denunciada corrupción que fomentó la escasez de productos como mascarillas y desinfectantes, el jefe del Poder Judicial, Ebrahim Raisí, ordenó hoy a los fiscales de todo el país que “no tengan piedad con los acaparadores de artículos de higiene y médicos”.

“La salud de la gente no es negociable (…) Acaparar artículos de higiene en la actual situación es jugar con la vida de la población y no se puede perdonar”, subrayó Raisí.

Al respecto, el fiscal general de Irán, Mohamad Yafar Montazeri, señaló que estos delitos contra la salud podrán ser considerados legalmente como “corrupción en la tierra”, un cargo que puede acarrear incluso la pena de muerte. Se han abierto ya 358 expedientes por la venta a precios elevados o el acaparamiento de mascarillas y desinfectantes, entre otros productos de higiene para prevenir el coronavirus.

El saldo mundial de la epidemia del nuevo coronavirus sobrepasó este lunes los 3.000 muertos
El saldo mundial de la epidemia del nuevo coronavirus sobrepasó este lunes los 3.000 muertos

En total han sido descubiertas más de 6 millones de mascarillas, 22.000 litros de desinfectante, 16.000 litros de alcohol y 127.000 paquetes de guantes descartables que estaban almacenados.

Para evitar la propagación del coronovarius, las autoridades han cerrado las escuelas y universidades y cancelado todo tipo de eventos culturales, deportivos y religiosos, como el rezo público del viernes.

Otra medida anunciada en esta jornada es el envío de equipos médicos a las casas para detectar posibles casos de contagiados, según el ministro de Salud, Said Namakí.

Además, se ha retrasado el alistamiento para el servicio militar. El general Taqi Mehri, jefe de la Organización del Servicio Militar, informó hoy de que los jóvenes que empezaban el próximo 9 marzo no deberán presentarse hasta el 20 de abril.

El miedo a que el coronavirus se expanda en las cárceles ha llevado también a las autoridades a dejar libres temporalmente a ciertos presos que no cumplen penas por crímenes graves.

(Con información de EFE)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *