El ex ministro de Petróleo de Venezuela Rafael Ramírez (Foto: Reuters)

Un tribunal de Roma ha rechazado la petición de Venezuela de extraditar a su ex zar del petróleo para que enfrente cargos de corrupción, dado el historial de violaciones a los derechos humanos del país sudamericano, dijo el lunes su abogado italiano.

Rafael Ramírez, quien durante mucho tiempo fuera presidente de la compañía petrolera estatal venezolana PDVSA, huyó a Italia después de caer de la gracia del dictador Nicolás Maduro y de dimitir como embajador de Venezuela ante la ONU en 2017. Poco después, el fiscal general de Venezuela ordenó su arresto por acusaciones de llevar a la quiebra la principal fuente de ingresos del país.

Ramírez ha calificado a la investigación venezolana como una represalia por su decisión de romper con Maduro, a quien ha acusado de llevar a la ruina la otrora floreciente industria petrolera de Venezuela y de abandonar los ideales socialistas de su predecesor Hugo Chávez.

El lunes, el Tribunal de Apelaciones de Roma rechazó la solicitud de extradición de Venezuela, dijo el abogado de Ramírez, Roberto De Vita.

El tribunal consideró que Ramírez merecía protección internacional dada la violación de los derechos humanos en Venezuela”, dijo De Vita en un comunicado. Ramírez, ciudadano venezolano, obtuvo el estatus de refugiado en Italia y sus abogados argumentaron que enfrentaría persecución política si era devuelto.

Aunque el gobierno venezolano podría apelar ante el Tribunal de Casación de Italia, los abogados de Ramírez señalaron que los fiscales italianos que representan a Venezuela habían cambiado su opinión inicialmente favorable a considerar la extradición y pidieron al tribunal rechazarla, en una audiencia a principios de este mes.

En julio, el fiscal general adjunto de la Corte de Apelaciones había emitido un dictamen favorable a la extradición, pero el 14 de septiembre pidió una sentencia contraria, tras escuchar a la Defensa del ex ministro venezolano, que justificó entre otras cosas que “en Venezuela no se respeta el Estado de derecho”, dijo entonces De Vita.

El pasado año, el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ) anunció que había declarado “procedente” solicitar a Italia la extradición de Ramírez, para que fuera sometido a un proceso penal en Venezuela por la presunta comisión de los delitos de “peculado doloso propio, evasión de procedimiento licitatorio y asociación (para delinquir)”.

En enero de 2018, la Fiscalía venezolana había informado de que emitiría una orden de aprehensión contra Ramírez, pese a que entonces no residía en el país y no se tenía certeza sobre su paradero.

Ramírez fue un firme colaborador de Chávez y diseñó la política petrolera venezolana hasta que fue relevado al frente de PDVSA en 2013 por el presidente Nicolás Maduro, a quien ha acusado de “traicionar el legado” del fundador de la llamada revolución bolivariana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *