Kelly Caicedo ha tenido una vida llena de discriminaciones desde temprana edad, pues se convirtió en una persona con discapacidad después de recibir un impacto de bala que la lesionó en la medula espinal hace más de 20 años.

Todo ocurrió cuando que unos delincuentes intentaron robar la casa de su abuela, ubicada en el barrio La Pastora, y el hecho le cambió su vida para siempre.

“Yo tenía alrededor de dos años y medio, después de la situación mi mamá se dio cuenta de que yo estaba muy tranquila y mojada, pero no era sangre, sino que la bala me lesionó mi medula espinal y estaba botando el líquido cefalorraquideo”, reveló Kelly Caicedo a Caraota Digital.

Kelly Caicedo
Su discapacidad no la detiene. Foto Caraota Digital

De acuerdo con sus informes médicos, Kelly Caicedo tuvo un primer diagnóstico, paraparesia flácida cuádruple, pero con terapia pudo volver a caminar con ayuda técnica.

Tuvo una recuperación lenta, pero su familia ha estado allí siempre, para ayudarla y protegerla de una sociedad poco inclusiva.

SU REALIDAD SE VIO ENVUELTA EN UNA POLÉMICA

Kelly ha sabido como sobrellevar la discriminación durante su vida. Recientemente se vio envuelta en una polémica que se viralizó, pues una tienda de ropa reconocida en Caracas, le negó el acceso, debido a que estaba en silla de ruedas.

Caicedo ante el rechazo por parte de la seguridad de la tienda, se grabó y publicó el video, para que todos conocieran la “humillación” que tuvo que pasar, por solo intentar comprar ropa.

Kelly Caicedo
Kelly Caicedo. Foto Caraota Digital

“Pregunté por qué no me dejaban pasar y solo se encogió de hombros y me dijo que eso era una normativa de la tienda. Después de publicar el video me contactaron y me dijeron que por el incidente estaba en juego el trabajo más de 20 personas”, expresó.

Sin embargo, no quiso ofrecer muchos detalles del hecho, debido a que sus asesores legales están manejando el tema, con discreción, para que no le siga afectando psicológicamente a Kelly.

LA DISCRIMINACIÓN HA SIDO PARTE DE LA VIDA DE KELLY

Kelly ha tenido que lidiar con personas que no la aceptan por tener una discapacidad, pues trasladarse en el transporte público ha sido unos de sus principales problemas.

“No me dejan montarme en una camioneta porque me dicen que la silla no cabe y que es imposible llevarme», aseguró

La joven le confesó a Caraota Digital que abordar el Metro de Caracas también es una odisea, las personas le pasan por encima, la empujan y no respetan su condición.

Kelly dijo que cuando pide ayuda a los operadores del sistema subterráneo le indican que no están capacitados para colaborarle.

“En el metro me dicen que no están aptos en ayudarme, porque si mientras me ayudan me caigo o me lesiono sería un problema para ellos. Una vez hubo tanta gente en la estación, me empujaron tanto que estuve en la orilla del andén y grité, pensé que casi me lanzaban a las vías”.

Kelly Caicedo
Kelly Caicedo. Foto, Caraota Digital

Kelly durante la entrevista estuvo siempre en compañía de su novio, Ixzy Gutiérrez, quien nos contó que casi pierde la vida por intentar defender a su novia de una injusticia en la calle.

“Una vez estábamos por Propatria intentando cruzar la calle, un chofer se frenó y nos dio paso, mientras que otro llegó y casi nos atropella, me molesté y discutimos, hubo un momento que el sujeto me dio una cachetada y sacó un arma y me apuntó”, comentó como una de las cientos de anécdotas que ambos han vivido en la calle.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: VIDEO VIRAL: LA ODISEA DE UN HOMBRE CON DISCAPACIDAD PARA BAJAR LAS ESCALERAS DEL METRO DE CARACAS

Actualmente, Kelly, de 27 años, trabaja dando clases virtuales de Inglés y español a personas extrajeras, además, también trabaja en el Seguro Social.

Kelly, quien sigue luchando contra la discriminación, espera que algún día las personas muestren lo mejor de ellos y que sean empáticos con todos los que son diferentes.

“Lo que quiero es lograr una sociedad más amable e inclusiva donde las personas con discapacidad sean aceptados y comprendidos. Que la gente quiera siempre educarse más”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *