La mayoría parlamentaria acusó al país de mantener una actitud cercana al régimen de Nicolás Maduro tras el fallecimiento de los venezolanos en el Caribe e instó a la ONU y a la OEA a ejercer presión “para que cumpla con los tratados internacionales en materia migratoria”

La Asamblea Nacional de Venezuela (de mayoría opositora) aprobó este martes enviar una carta de protesta a Trinidad y Tobago por su complicidad con el régimen de Nicolás Maduro, que ha tenido una “actitud complaciente” ante la reciente muerte de al menos 20 venezolanos en un naufragio en el Caribe.

Según una nota de prensa de la Asamblea, los diputados opositores aprobaron “un acuerdo que instruye enviar una carta de protesta al Gobierno de Trinidad y Tobago por su actitud de complicidad ante la muerte de estos refugiados y migrantes venezolanos”.

El pasado sábado, 20 venezolanos murieron en un naufragio cuando viajaban hacia Trinidad y Tobago “a reencontrarse con sus familias” por Navidad, según información del régimen de Nicolás Maduro.

En la embarcación, calificada por las autoridades como “inadecuada”, iban 21 personas, pero hasta el momento no hay información sobre el vigésimo primer pasajero.Los cuerpos de los venezolanos ahogados fueron hallados en las costas del estado Sucre

Los cuerpos de los venezolanos ahogados fueron hallados en las costas del estado Sucre

Las autoridades venezolanas se encuentran investigando lo ocurrido por delitos de tráfico y trata de personas, aunque la oposición defiende que se trata de emigrantes.

La Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional también ha anunciado el inicio de una investigación “para determinar las responsabilidades”. Desde esta comisión parlamentaria se ha señalado, en varias oportunidades, que el gobierno de Trinidad y Tobago tiene una actitud “hostil” con los migrantes venezolanos que huyen de la crisis social, económica y política de su país.

Por ello, la Asamblea también instó a la Organización de Naciones Unidas (ONU) y a la Organización de Estados Americanos (OEA) a ejercer presión sobre Trinidad y Tobago “para que cumpla con los tratados internacionales en materia migratoria”.

El lunes, la Agencia de la Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) pidieron unir “esfuerzos urgentes” para evitar que más refugiados venezolanos desaparezcan en el mar después de lo ocurrido con los venezolanos que se dirigían a Trinidad y Tobago. El año pasado, tres embarcaciones fueron reportadas como desaparecidas entre Venezuela y las islas caribeñas de Trinidad y Curaçao, con la pérdida de al menos 80 vidas.Ashley Sophia, de 8 años; Selida Velásquez, de 60; Herwin Naranjo, de 13; y Jesús Naranjo, de 65, algunos de los 25 venezolanos recientemente deportados por Trinidad y Tobago

Ashley Sophia, de 8 años; Selida Velásquez, de 60; Herwin Naranjo, de 13; y Jesús Naranjo, de 65, algunos de los 25 venezolanos recientemente deportados por Trinidad y Tobago

Hay aproximadamente 5,4 millones de personas refugiadas y migrantes de Venezuela en el mundo, la mayoría en países de América Latina y el Caribe. En mayo de 2019, unas 16.000 fueron registradas por el gobierno de Trinidad y Tobago, según cifras aportadas por ambas entidades.

Otros 25 deportados

Las autoridades de Trinidad y Tobago detuvieron el lunes a otros 25 migrantes venezolanos acusados de ingresar ilegalmente al país. El operativo fue llevado a cabo por agentes de la Fuerza de Tarea de la División Sudoeste (SWDTF).

De acuerdo a la información proporcionada por la Policía de ese país, los arrestos se produjeron “durante un ejercicio contra el crimen realizado entre las 20:00 horas del domingo 13 de diciembre y las 4:00 horas del lunes 14 de diciembre de 2020″. Todos serán rápidamente deportados

Selida Naranjo, familiar de algunos de los 25 venezolanos, denunció que sus seres queridos están desaparecidos.

A través de su cuenta en Facebook, expresó que su madre, Selida Velásquez, de 60 años; su padre, Jesús Naranjo, de 65; su hija, Ashley Sophia, de ocho; y su sobrino, Herwin Naranjo, de 13; fueron detenidos por la policía de Trinidad y Tobago cuando estaban tratando de salir de ese país para regresar a Venezuela.

“Ojo, saliendo. Y los policías los llevaron a la estación de San Fernando. Luego, los devolvieron al puerto de Chatain, donde los agarraron y les dijeron que serían deportados a Venezuela”, manifestó en la red social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *