En un desesperado esfuerzo por revivir el sentimiento que históricamente acompañó la celebración de la Batalla de Carabobo, definitiva para la libertad de Venezuela, que reveló en 1821 a un Ejército valiente, aguerrido y vencedor frente al dominio español, el régimen venezolano ideó una serie de actividades caracterizada por coloridos discursos, desfile, miniserie, pequeñas obras como el monumento Bicentenario, aunque en realidad algunas solo son arreglos y recuperaciones de las ya existentes. Pero ahí, detrás de la cortina, debajo del maquillaje, está la fea herida aún sin cicatrizar de lo ocurrido en Apure, cuando la guerrilla colombiana hirió a gran cantidad de soldados, secuestró a 8 que liberó a cambio de que le despejaran parte del territorio fronterizo y dieciséis (16) muertos entre tropa y oficiales.

Aunque el Ministro de la Defensa, GJ Vladimir Padrino López, diga que “ha valido la pena llegar a esta fecha en victoria, unidad y sin traiciones”, en realidad la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) llega a la fecha inmortal en una dolorosa situación de amargo fracaso por la derrota que recibió en Apure ante un reducido grupo de la guerrilla colombiana, específicamente una facción de las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), pero también confundida en lo que a su papel esencial se refiere, a ese que le dicta la Constitución de la República: la defensa del territorio y la soberanía.

Además, el Ejército venezolano se enfrenta a la acelerada desprofesionalización, a la pobreza del apresto operacional, miles de deserciones, la desmoralización de las tropas, aquejadas por el hambre, la corrupción y el desprecio de la sociedad civil. La historia más reciente de la Fuerza Armada venezolana está plagada de oficiales presos por razones políticas, algunos de alto perfil y preparación, otros corruptos e inmorales, opositores, chavistas o constitucionales.

Diputado Orlando Zambrano de la CRBZ, ala civil de las FBL FPLN
Diputado Orlando Zambrano de la CRBZ, ala civil de las FBL FPLN

Militares llevando heridos por ataques de las disidencias de las FARC
Militares llevando heridos por ataques de las disidencias de las FARC

Nunca antes hubo tantos militares involucrados en hechos delictivos: narcotráfico, asesinato, secuestro, atraco, abigeato, extorsión, contrabando, estafa, etcétera. En la FANB proliferaron delincuentes desde que el requisito principal, para lograr cargos y ascensos, es la lealtad y no los méritos morales y éticos.

El Ejército venezolano salió herido, gravemente herido, de su batalla ante las disidencias de las FARC, al mando de Gentil Duarte, desde que se involucra en una guerra interna que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tiene desde que la otrora poderosa guerrilla se dividió en tres grandes grupos:

1) El que lideriza alias Timochenko, que se quedó cumpliendo con el proceso de paz, a cambio de curules en el Congreso colombiano, impunidad por los crímenes cometidos y beneficios económicos.

2) El que se desprende del Acuerdo de Paz para regresar a la clandestinidad, liderizado por Jesús Santrich e Iván Márquez, llamada la Segunda Marquetalia.

3) Y la que tiene como principal líder a alias Gentil Duarte, que se negó a firmar el Acuerdo de Paz, y que tiene en la zona de Apure (Venezuela) a jefes como alias Ferley y alias Arturo.

El fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, denunció en 2019 la presencia de Arturo y Ferley en Apure
El fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, denunció en 2019 la presencia de Arturo y Ferley en Apure

Obras y Apure

Aunque está lejos de tener la majestuosidad y belleza del Arco del Triunfo (1921), Maduro propone postular a premios internacionales el Monumento Bicentenario de Carabobo, que exhibe grandes vigas de hierro y acero, en lo que él interpreta como “las vigas poderosas que se sembraron aquí para construir el edificio republicano, en base a la espada mayor del Libertador Simón Bolívar, viendo al cielo, pidiendo las bendiciones al Dios Creador”.

El Monumento Bicentenario (2021) difiere no solo en la forma sino en el significado con el Arco del Triunfo, el cual fue construido en homenaje al Centenario en 1921 y consta de dos columnas, que simbolizan la paz y la victoria, cada una con 28 metros de altura que se unen en un arco, donde hay diversas inscripciones.

Lo otro que el régimen de Maduro mostró en obras, como homenaje al Bicentenario de la Batalla de Carabobo, es “un museo especial para niños, al que se ha complementado con un pequeño zoológico”.

El día en que la Segunda Marquetalia reveló su decisión de regresar a las armas
El día en que la Segunda Marquetalia reveló su decisión de regresar a las armas

Por su parte, el ministro de la Defensa, Padrino López, dijo en un discurso “Bolívar, sólo con su voluntad de vencer, su visión y deseo de ser libre, junto a ese pueblo que estaba en batalla, consiguió la manera de sorprender al enemigo y echarlo de estas tierras. ¡Por aquí pasó despavorido el ejército del rey, hace 200 años!”.

Maduro en la inauguración del Monumento Bicentenario 2021
Maduro en la inauguración del Monumento Bicentenario 2021

19 de septiembre 2020: SM3 (Ej) Gabriel Alexander Pérez Silva, S2 (Ej) Reiber David Chirino Reyes, 1TTE (Av) Augusto David Linares Delgado y Tte (Av) Miguel Ángel Mora García.

21 de marzo 2021: Mayor (Ej) Edward Ramón Corobo Segovia y 1Tte (Ej) Yonathan Miguel Duarte.

31 de marzo 2021: S/2 (Ej) Jesús Alexander Vásquez Pérez y S1 Andriel Rafael Istúriz Sojo.

3 y 5 de abril 2021: Teniente Coronel (Ej) Raúl Roilander Quintero, 1Tte Ej Julio Manuel Inojosa Morgado, C2 (Ej) Yoendri Enrique Piñero Ortega y S1 (Ej) Breyner Alexander Granados Suarez.

23-24 abril 2021: CN Naywill José Torres Moreno, SM2 (Ej) Wilmer De Jesús Ferrobús Garabito, SM1 (Ej) Ronal José Marcano Castillo, SM2 (Ej) Andy José Miranda, SM1 (Ej) Santiago De Jesús Reyes Farfán, S1 Álvaro Rafael Mariño Ostos, S2 Michael Miguel Medina Sequera y S1 (ARB) Luis David Lira Negrón.

Alias Arturo, del Décimo Frente de las FARC-EP
Alias Arturo, del Décimo Frente de las FARC-EP

Premiando el silencio

En el esfuerzo por mostrar como victoria lo que en realidad es una derrota, el régimen venezolano le concede el Premio Nacional de Periodismo Digital compartido al portal de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora (CRBZ) por sus trabajos sobre el conflicto armado en La Victoria, Apure. Esa organización se constituyó como el ala civil de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FBL) ahora llamadas Fuerzas Patrióticas de Liberación Nacional (FPLN), que es una guerrilla venezolana que ha funcionado desde hace varias décadas y que se dio a conocer desde que en septiembre de 1992 asumió la autoría del atentado contra Antonio Ríos, el entonces presidente de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV).

Y el Ejecutivo Nacional también le otorga un reconocimiento especial “al documentalista Daniel Quintero, por el trabajo audiovisual sobre la frontera colombo-venezolana”; el comunicador jamás hizo mención a los ocho militares mientras estuvieron desaparecidos y secuestrados en manos de las FARC.

Dos hechos que demuestran el frustrado intento del régimen venezolano por maquillar lo ocurrido en la frontera. Las FBL/FPLN, con la CRBZ, siempre ha tenido entre sus líderes locales al diputado Héctor Orlando Zambrano “Lapo” y a José María Romero “Chema”, alcalde del municipio Páez; en Apure son reconocidos como integrantes de los “Boliches”, como les dicen a quienes pertenecen a esa guerrilla criolla.

El Campo de Carabobo es símbolo de la Batalla del 24 de junio de 1821
El Campo de Carabobo es símbolo de la Batalla del 24 de junio de 1821

El alcalde y parlamentario hicieron esfuerzos, durante el conflicto, por presentar con normalidad lo que en ese momento era una cruenta guerra entre las FARC y la Fuerza Armada. Incluso, el 9 de abril presentan un micro audiovisual hablando de “agresión contra la soberanía de Venezuela por parte de grupos narcomercenarios colombianos, la cual ha sido neutralizada por la FANB a través de la Operación Escudo Bolivariano 2021, en unidad cívico-militar”.

La CRBZ no menciona a las disidencias de las FARC, sino que manipula diciendo que es “una estructura del narcotráfico que le es funcional al Estado colombiano y al imperio norteamericano para seguir agrediendo a Venezuela”, y enseña a alias Arturo como parte de un Grupo Armado Organizado residual (GAO-r), ocultando que el gobierno colombiano denunció en enero 2019 que el guerrillero de las FARC, cuyo verdadero nombre es Jorge Eliécer Jiménez Martínez, estaba junto a Fabián Guevara, alias Ferley, delinquiendo desde La Victoria del estado Apure.

La CRBZ presenta información falsa tratando de hacer ver que la situación en Apure estaba controlada por la Fuerza Armada venezolana, que los habitantes regresaban tranquilamente a sus hogares en la frontera venezolana y que habían dado de baja a dos irregulares primero y después a nueve. Pero catorce días después de publicar ese tipo de informaciones, las disidencias de las FARC asesinan a ocho militares, de quienes no se sabía nada, hasta que la guerrilla informa al sacerdote de La Victoria que recojan los cuerpos tirados en la sabana y les permite la entrada al territorio que dominan en suelo venezolano.

Hoy Venezuela recuerda 200 años de un Ejército glorioso que dio un paso decisivo para la Independencia, pero también una terrible realidad actual para un Ejército diezmado que necesita resurgir de manera urgente y cumplir con su obligación constitucional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *