“El día 21 de junio 2021, a las 2:30 PM, mi esposo, el SM1 (GNB) Franklyn Parada Hernández, se encontraba en su lugar de trabajo en RX, en el puerto La Guaira, cuando llegaron funcionarios con una orden de detención y se lo llevan para el Tribunal Quinto de Primera Instancia en Funciones de Control de Circuito Judicial Penal de La Guaira, a cargo de la Juez Ledys Romero García, a solicitud de la Fiscal Novena cuyas titulares son las doctoras Eumary Hernández y la Auxiliar Karla Bedetti, quienes se niegan a aceptar las diligencias de la defensa”, revela Juana Janeide Signe.

“Estoy con los nervios de punta ante tanta incertidumbre. Aquí solo vivimos mi esposo y yo, porque los hijos se han ido. Es mentira que nos permiten la visita los martes y jueves. Nosotros vivimos en el estado Yaracuy y me cuesta mucho trasladarme hasta La Guaira para que solo me permitan unos minutos de visita. Nadie nos da información. Como son cosas de militares pues todo lo tienen callado”.

Ella confiesa su miedo por el futuro de Parada Hernández. “Lo tienen preso porque se negó a admitir los hechos”, dice Signe, quien coincide con lo que ha sucedido en el caso de otros detenidos por el mismo hecho.

El 20 de julio 20201 el Ministerio Público los imputa por el delito de evasión favorecida, con corrupción propia agravada, encubrimiento de delitos menores y agavillamiento. El 25 de agosto, fue llevado ante el Tribunal Quinto de Control para la audiencia preliminar, a cargo de la Juez Leydis Romero García.

“La Fiscalía Novena, cuya titular es Eumary Hernández y la auxiliar Karla Bedetti, le dijeron a SM1 Parada Hernández que asumiera hechos y le darían la libertad. Eso no es una negociación, porque mi esposo no es culpable ni responsable de lo que se le imputa. Van tres meses del caso y no hay elementos de convicción que prueben su culpabilidad”.

Juana Janeide Signe, esposa del SM1 Franklyn Parada Hernández
Juana Janeide Signe, esposa del SM1 Franklyn Parada Hernández

“Lo enviaron al CONAS (Comando Antiextorsión y Secuestro) para obligarlo a asumir hechos. Es una arbitrariedad de parte de la fiscal Eumary Hernández cuando todas las pruebas están a favor de mi esposo y de los otros militares. Es grave que la juez no garantice los derechos constitucionales de mi esposo”.

El Sargento Mayor de Primera Franklyn Parada Hernández, oriundo del Táchira, pertenece a la promoción “C/2(F) Pedro Ángel Arellano Carrero” de la Escuela de Guardias Nacionales de Cordero, estado Táchira (Esguarnac) y tiene 24 años de servicio.

La fuga

El día 16 de junio de 2021, el comandante del SM1 (GNB) Franklyn Parada Hernández le pide que se presente en su oficina “con el uniforme con el cual ascendería, una semana después, a Sargento Ayudante”, diciéndole que, por su jerarquía y años de servicios, solicitan tomarle unas fotos “para ser enviadas al Coronel”, revelado por su esposa Juana Janeide Signe.

Comando Antidrogas de La Guaira
Comando Antidrogas de La Guaira

Cinco días después, el 21 de junio 2021 estando en Catia La Mar, a la una de la madrugada el Sargento Mayor de Primera estaba en su dormitorio; a él le correspondía recibir la tercera ronda de guardia a las 3:00 AM. “Era la 1:30 AM cuando toca la puerta la Sargento Primera María González Escorche, quien cumplía guardia desde las 12 de la medianoche; le informa del escape de cuatro presos que se encontraban en el calabozo Nro. 1″.

A las 4:30 de la madrugada, el comandante del Grupo Antiextorsión y Secuestro Nro. 45 La Guaira, luego de ser notificado de la fuga, ordena que se constituya que se dirija al puerto marítimo de La Guaira; estando en el lugar se entrevistan con el Mayor Héctor Gustavo Reyes, Comandante de la Unidad Especial Antidroga Nro. 45. “La sección Antidroga del puesto Marítimo de la Guaira informó a los funcionarios sobre la fuga, a la vez que comunica que el personal de guardia para el momento del hecho era la S1 González Escorche y que el resto de los militares se encontraban en la sala de dormitorio”.

Explica la esposa de Parada Hernández que “los funcionarios de alta jerarquía se trasladaron con los sargentos al calabozo de donde se fugaron los cuatro individuos, ubicado en el primer piso. Observaron un orificio en la pared, justo en el desagüe del aire acondicionado, por donde se presume que ocurrió la evasión de los sujetos”.

Entre las cosas que se han determinado es “que la supervisión, control y funciones, dentro de la unidad, no se cumplían por parte del Coronel Ronald Benjamín Hernández Mora, porque si tienen privados de libertad en los calabozos, no designó un servicio de guardia, tampoco designó servicio guardia en la azotea, parte posterior por donde se evidenció el escape”.

El jefe Antidrogas de Maiquetía para el momento de la fuga, Cnel (GNB) Ronald Benjamín Hernández Mora
El jefe Antidrogas de Maiquetía para el momento de la fuga, Cnel (GNB) Ronald Benjamín Hernández Mora

La pregunta de Juana Janeide Signe es ¿por qué el Coronel Hernández Mora le asigna servicio a la militar femenina S1 González Escorche, para un segundo turno de ronda, sola, cuando eso no está permitido según el Plan Operativo Vigente (POV)? Dice que hay coincidencias en señalar que ese día de la fuga el coronel Hernández Mora estaba ebrio y el 25 de agosto de 2021, según resolución 042126, fue sustituido en el cargo por el Coronel Ramón Elías Rodríguez Geraldo.

“El Coronel Ronald Benjamín Hernández Mora se liberó de toda responsabilidad siendo el jefe Antidrogas en el Aeropuerto de Maiquetía, y lo hizo para perjudicar la carrera militar de mi esposo Sargento Mayor de Primera Parada Hernández, a la que llegó con mucho sacrificio y no es justo que perjudiquen su imagen e intachable hoja de vida”.

“Le solicito a las autoridades judiciales, al Ministerio Público al Presidente del Tribunal Supremo de Justicia y al Presidente Nicolás Maduro, que se investigue muy bien el caso, usted que conoce los reglamentos a profundidad y los procedimientos a seguir”.

Juana Janeide Signe destaca con indignación que “lo extraño es que los implicados en la fuga de los cuatro detenidos, ya están en libertad, buscaron 4 fiadores, les dieron medida cautelar y presentación por ocho meses. Mientras que mi esposo sigue detenido en el CONAS, aun habiendo vaciado de su teléfono y entrevistando a los presos para ver si él estaba implicado en el caso. La causa es parte del expediente MP-124830-21, que se encuentra en los tribunales ordinarios”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *