La Fiscalía chavista anunció este martes la apertura de una investigación penal contra la jueza Kenia Carrillo por absolver al sargento de la Aviación Militar Bolivariana Arli Méndezacusado del homicidio del joven David Vallenilla durante las protestas de 2017.

“El Ministerio Público apertura investigación penal contra Kenia Carrillo, titular del Tribunal 15 de Juicio (del Área Metropolitana de Caracas) AMC por su impropia actuación en el caso del homicidio de David Vallenilla, en donde el Ministerio Público acusó al sargento Arli Mendez Terán por violación a los derechos humanos”, escribió en su cuenta de Twitter el fiscal general de la dictadura venezolana, Tarek William Saab.

Más temprano, el titular del Ministerio Público de Venezuela anunció que apelará la decisión de la jueza del caso: “El Ministerio Público, en uso de sus atribuciones constitucionales, apelará en las próximas horas la decisión del Tribunal 15 de Juicio del Área Metropolitana que absolvió al sargento Arli Cleivi Méndez Terán, responsable del homicidio de David Vallenilla”.

El caso del joven manifestante está incluido en el expediente presentado ante la Corte Penal Internacional (CPI), que podría iniciar una investigación contra el régimen de Nicolás Maduro por crímenes de lesa humanidad.

La abogada del caso, María Alejandra Poleo, explicó ayer a la agencia EFE que la decisión sobre el asesinato de Vallenilla, en julio de 2017, cuando el uniformado le disparó a quemarropa durante una protesta frente a una base aérea de Caracas, “confirma que en Venezuela no hay justicia”.PlayEl momento en que David Vallenilla es asesinado por la GNB chavista

Además, relató que el caso de Vallenilla, reseñado también en el informe de la Comisión de Determinación de hechos sobre Venezuela de la ONU, ha sufrido retraso procesal desde 2017 y no fue hasta febrero de este año cuando se retomó este juicio “repleto de interrupciones”.

Poleo señaló que se trata de un suceso con “un pronóstico de condena alto”, pues -aseguró- hay videos, testimonios y estudios presentados ante el tribunal que demuestran que el militar, detenido desde agosto de 2017 en la cárcel militar de Ramo Verde, fue el “responsable directo” del homicidio del joven de 22 años.

“En este caso, el pronóstico de condena era altísimo, tanto que se desestimó la acusación particular donde se acordaba investigar la cadena de mando y el delito de quebrantamiento de pactos internacionales”, puntualizó después de conocerse la polémica decisión de Carrillo.

En este sentido, Saab retuiteó un mensaje de 2017, cuando era defensor del Pueblo, en el que condenaba “el terrible asesinato” de Vallenilla.

Poleo publicó el lunes en sus redes sociales la resolución de la justicia chavista e indicó que “todas las pruebas para condenarlo están en el expediente”. Y afirmó: “En Venezuela no hay justicia, ni hay esperanzas que podamos ser una sociedad civilizada con separación de poderes, me uno al dolor que embarga a la familia Vallenilla, ante tal injusticia, seguiremos adelante buscando justicia para David”.

Vallenilla fue uno de los tantos jóvenes venezolanos que perdieron la vida por reclamar un cambio en su país. El 22 de junio de 2017 fue asesinado por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) de tres disparos en el tórax durante las protestas que se llevaron a cabo en el distribuidor Altamira, Caracas.

El estremecedor asesinato quedó grabado por las cámaras que registraban ese día todo lo sucedido durante las protestas. En las imágenes se ve el momento exacto en que el manifestante es asesinado a quemarropa por un agente de la GNB con un fusil empleado para lanzar perdigones a escasa distancia de la víctima, desde el interior de la base aérea militar de La Carlota.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *