Alex Saab en prisión durante la audiencia con el juez O. Sullivan (Tribunal Federal de Florida)

La Fiscalía de Estados Unidos pidió este lunes a una corte de Miami desestimar siete de los ocho cargos relacionados con lavado de dinero que enfrenta el empresario colombo-venezolano Alex Saab, presunto testaferro del dictador de Venezuela, Nicolás Maduro. Como se preveía, el juez Robert N. Scola Jr. accedió a retirar esos cargos.

El fiscal estadounidense Kurt Lunkenheimer pidió retirar los siete cargos de lavado de dinero y dejar solo el de conspiración para cometer ese delito basado en las “garantías hechas a la República de Cabo Verde durante el proceso de extradición”, que se concretó el pasado 16 de octubre con la llegada de Saab a Miami.

En sus redes sociales el periodista venezolano Roberto Deniz, perseguido por la dictadura chavista por sus investigaciones sobre Saab, aclaró que esta solicitud forma parte “del acuerdo de las autoridades de Estados Unidos con Cabo Verde”: “De lo contrario la posible pena en Estados Unidos iba a superar la pena máxima de Cabo Verde y eso incumplía los criterios de extradición”.

La moción fue presentada por Lunkenheimer este lunes, día en que estaba prevista una audiencia en la que se le iban a leer los ocho cargos a Saab, procedimiento que fue pospuesto para el próximo 15 de noviembre.

La Fiscalía señala en el breve documento publicado en el sistema electrónico judicial estadounidense que la petición incluye solamente a Saab, y no al otro implicado, en referencia al empresario colombiano Álvaro Pulido, incluido en el mismo proceso criminal.

La solicitud presentada a la corte de Miami

La solicitud presentada a la corte de Miami

Saab está acusado de siete cargos de lavado de dinero y uno más de conspiración para cometer ese delito.

Según la acusación, desde mayo de 2019, más de un año antes de su captura en Cabo Verde en razón de una orden dictada a través de la Interpol, Saab está sujeto a sanciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, en inglés) del Departamento del Tesoro de EE.UU.

Los fiscales consideran que lavó más de 350 millones de dólares para pagar corruptelas del dictador venezolano a través del sistema financiero estadounidense.

A la cita de hoy la prensa no tuvo acceso a través de Zoom ni de forma presencial el pasado 18 de octubre.

Sobre la audiencia, que hoy fue presidida por el juez de primera estancia Edwin G. Torres, no hubo detalles.

Los archivos judiciales de Estados Unidos también publicaron hoy un documento firmado por Saab y por su abogado, Henry Bell, en el que el empresario colombiano renunciaba a comparecer este lunes tanto en persona como en la versión de internet de la audiencia a través de la plataforma Zoom.

En la audiencia, en la que el abogado de Saab anticipó a la agencia EFE que se iba a declarar “no culpable”, se preveía también que la defensa iba a solicitar la libertad bajo fianza.

Sin embargo, todos estos procedimientos no se realizarán hasta el próximo 15 de noviembre.

Hay una gran preocupación en el seno de la dictadura venezolana por la información que pueda brindar Alex Saab a la justicia norteamericana (EFE)

Hay una gran preocupación en el seno de la dictadura venezolana por la información que pueda brindar Alex Saab a la justicia norteamericana (EFE)

Saab, de 49 años, fue extraditado el pasado 16 de octubre desde el archipiélago africano de Cabo Verde y desde entonces está encerrado en una prisión federal de Florida a la espera del juicio, en el que es acusado de ocho cargos relacionados con lavado de dinero junto con el empresario colombiano Álvaro Pulido.

Por el colombiano, que está prófugo presumiblemente en Venezuela, según el Gobierno estadounidense, hay una recompensa de 10 millones de dólares para quien ayude con información sobre su paradero.

El régimen de Venezuela, que afirma que Saab tenía inmunidad diplomática cuando fue detenido en Cabo Verde, mostró su rechazo a la extradición suspendiendo unilateralmente el diálogo que llevaba a cabo con la oposición en México.

Previamente, Saab había sido nombrado en ausencia representante del Gobierno en esas conversaciones.

Mientras el exilio venezolano en Estados Unidos confía en que el empresario colombiano colabore con la Justicia norteamericana y ponga así en evidencia la extensa red de corrupción de la dictadura de Maduro, desde Caracas portavoces oficiales y la esposa del empresario insisten en que no se va “doblegar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *