La abogada y directora de la organización no gubernamental, Lilia Camejo, dijo que en los centros penitenciarios deben aplicarse protocolos de bioseguridad que garanticen las visitas regulares

La ONG Justicia Venezolana alertó este martes de que la radicalización de la cuarentena “está agravando la situación de los presos políticos militares”, sometidos a un “aislamiento extremo” que impide que sus abogados y familiares mantengan contacto con ellos.

“Entendemos la ola de contagios que vive el país, pero en centros penitenciarios deben aplicarse protocolos de bioseguridad que garanticen las visitas regulares, en semanas de flexibilización, de abogados y familiares a oficiales recluidos”, dijo la abogada y directora de la ONG, Lilia Camejo, citada en una nota de prensa.

Según la entidad, en el país hay 137 militares detenidos por motivos políticos, aunque otras organizaciones como el Foro Penal, que lidera la defensa de los considerados presos políticos en el país, los ubica en 123.

Camejo también señaló que “muchos” militares están presentando “importantes síntomas de depresión” y que hay 35 de ellos “con graves patologías”.

En ese sentido, pidió a las autoridades buscar alternativas para que los detenidos puedan tener contacto con sus familiares y citó como ejemplo la instalación de “locutorios” para que no tengan contacto físico.

Es deber del Estado preservar la salud física y mental de estos ciudadanos”, añadió.

Venezuela enfrenta actualmente un repunte de contagios de COVID-19 tras la llegada de la variante brasileña, y este lunes superó su récord diario al registrar 1.288 nuevos casos. Según cifras oficiales, actualmente hay 10.170 casos activos, de los que 5.536 son asintomáticos.

(Con información de EFE)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *