La Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos manifestó este martes su preocupación por algunos incidentes denunciados durante los comicios regionales y locales celebrados el domingo en Venezuela, y sobre las denuncias de presiones a periodistas y a algunos votantes.

La oficina recibió denuncias de algunos incidentes violentos, como ataques con armas de fuego que causaron un muerto y dos heridos en zonas próximas a lugares de votación en el estado de Zulia (noroeste), señaló la portavoz de la oficina Marta Hurtado.

Naciones Unidas también mostró preocupación por las denuncias sobre restricciones a periodistas que intentaban cubrir la jornada electoral, añadió en rueda de prensa.

“También hemos recibido preocupantes informaciones, con audios que circulan en redes sociales, en los que se sugiere que empleados públicos fueron presionados para votar en favor de un determinado partido político”, añadió la portavoz, quien pidió investigar esos casos si las acusaciones son ciertas.PlayColectivos chavistas prohíben pasar vehículos

El país caribeño celebró elecciones para escoger a 23 gobernadores, 335 alcaldías, 253 legisladores de los consejos legislativos y 2.471 concejales.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) informó el lunes de que de 23 estados en disputa en las elecciones regionales 21 ya tienen resultados definitivos y en 18 de ellos ganó el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Asimismo, indicó que el PSUV también ganó en los comicios locales al imponerse en al menos 205 alcaldías de las 322 que hay en el país.PlayColectivos chavistas llegaron a amedrentar a los vecinos y electores

Por su parte, Estados Unidos denunció que el régimen de Nicolás Maduro ha privado “de nuevo” a los venezolanos de participar en un proceso electoral “justo y libre”.

El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, indicó en un comunicado que durante los comicios locales del domingo “el régimen alteró el proceso para determinar el resultado de estas elecciones mucho antes de que se emitieran las papeletas”.

En ese sentido, el jefe de la diplomacia estadounidense citó, entre otros, los arrestos arbitrarios y el acoso de actores de la sociedad política y civil, la criminalización de las actividades de los partidos de la oposición, los vetos a candidatos de todo el espectro político y la manipulación del registro de votantes.PlayColectivos chavistas disparan afuera del centro de votación en San Francisco

Hizo hincapié en la detención “arbitraria” de más de 250 individuos por motivos políticos, “denegando a los venezolanos sus derechos a expresar libremente sus opiniones y elegir a sus propios líderes”.

Blinken consideró que esas prácticas fueron llevadas a cabo para acabar con el pluralismo político y “garantizar que las elecciones no reflejan la voluntad del pueblo venezolano”.

Por ello reiteró el llamamiento de EEUU al régimen de Maduro para que cese su represión y permita a los ciudadanos vivir en un país “pacífico, estable y democrático”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *