El médico Julio Castro, asesor sanitario de la oposición que lidera Juan Guaidó, exigió este domingo seriedad con los datos y las cifras que brindan los funcionarios y portavoces del Gobierno de Venezuela sobre la vacunación anticovid, ya que -consideró- la información oficial facilitada hasta el momento es “propaganda”.

“Mientras no existan datos creíbles, transparentes y auditables sobre la vacunación, todas las cifras que digan los voceros gubernamentales son propaganda. Es hora de irse poniendo serios con eso”, escribió en Twitter el también director de la Comisión de Expertos de la Salud, creada por la oposición para hacer frente a la pandemia.

Aseguró que deben aclararse los criterios de vacunación según la edad, el mecanismo de selección -al margen del Sistema Patria-, los lugares oficiales para la inmunización, los intervalos entre vacunas y, además, realizar una campaña educativa sobre el proceso.

Señaló que la población debe saber que, aunque el intervalo ideal de la vacuna rusa Sputnik V y la china VeroCell -de los laboratorios Sinopharm- están entre 21 y 30 días, “retrasar la segunda dosis hasta 90 días parece que no afecta su efectividad; otros países han usado está estrategia para aumentar coberturas”.

Juan Guaidó
Juan Guaidó

Aunque se desconoce la cifra real de vacunas en el país, el régimen informó de la llegada de siete cargamentos de Sputnik V, para un total de 930.000 dosis, mientras que del fármaco VeroCell se han recibido 1.800.000 unidades en dos viajes.

Según la información brindada el sábado por la vicepresidenta ejecutiva de Maduro, Delcy Rodríguez, en algún momento han debido llegar más dosis, ya que -aseguró- “cerca del 11 %” de la población se ha vacunado, unas 3.300.000 personas, para las que serían insuficientes las 2.730.000 de las que se tiene conocimiento.

Pero estos datos nunca han sido facilitados por las autoridades, pese a los reclamos de la oposición y organizaciones sociales.

El último informe sobre el avance de la pandemia, facilitado el sábado, señala que 240.714 personas contrajeron el virus, de las que -asegura- 221.108 ya se recuperaron. Asimismo, confirma que 2.708 ciudadanos fallecieron.

El pasado viernes, Venezuela suscribió un acuerdo con la farmacéutica rusa Gerofarm por 10 millones de vacunas EpiVacCorona, aunque no se informó de la fecha de llegada.

Además, está pendiente el envío de unos 11 millones de unidades del sistema Covax, al que, según aseguró recientemente la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Venezuela le debía 18 millones de dólares para completar el pago, pese a que el Gobierno dijo haberlo saldado en abril.

El Ejecutivo, que había fijado la vacunación masiva para agosto, luego aplazada a septiembre y posteriormente a octubre, asegura ahora que será en diciembre cuando esté vacunado el 70 % de la población.

Luego de que el fin de semana pasado las autoridades chavistas dieran prioridad a las personas con el “carnet de la patria”, en los últimos días se provocó un caos en varios centros de vacunación del país, donde se registraron grandes aglomeraciones y largas colas. Esta evidente -y peligrosa- desorganización se suma a los cuestionamientos por la falta de transparencia sobre la cantidad de vacunas disponibles en Venezuela y por el irregular acceso a las mismas.

Aglomeraciones en los primeros días de vacunación en Caracas
Aglomeraciones en los primeros días de vacunación en Caracas

A los reclamos del gobierno interino de Juan Guaidó y de diversos sectores de la sociedad venezolana, también se sumaron cuestionamiento de parte de ex funcionarios chavistas.

Tal es el caso de Rodrigo Cabeza, un férreo crítico de Maduro que se desempeñó como ministro de Finanzas de Venezuela durante el gobierno de Hugo Chávez (entre 2007 y 2008) y que actualmente ejerce como profesor de la Facultad de Economía en la Universidad del Zulia. “Demandamos que haya acceso a la vacunación sobre los principios humanitarios de la igualdad, la dignidad humana, la transparencia. La vacuna es una estrategia segura para disminuir la mortalidad y la enfermedad. Y no se está haciendo, es todo show. Iniciaron una segunda etapa y ha sido un completo desorden. Además, se agrega la inmensa discriminación neofascista de que si no tienes el carnet de la patria no te puedes vacunar”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *