Fotografía de archivo fechada el 6 de diciembre del 2020, que muestra a una mujer mientras vota en las ultimas elecciones venezolanas, en Caracas (Venezuela). EFE/Miguel Gutiérrez/Archivo

El diputado opositor de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela Alfonso Campos dijo este miércoles que el nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE), integrado por tres rectores chavistas y dos opositores, debe dar pruebas de fiabilidad y credibilidad para que la ciudadanía vuelva a confiar en el voto.

Es necesario que el CNE continúe dando muestras concretas que generen la credibilidad del ciudadano en el mecanismo electoral como método para la resolución de conflictos”, subrayó el parlamentario a través de un comunicado.

El también secretario general del partido El Cambio insistió en la necesidad de “avanzar en lograr que el venezolano vuelva a creer en el voto” con legitimidad.

Vista del exterior del Consejo Nacional Electoral en Caracas (Venezuela). EFE/Miguel Gutiérrez/Archivo

Vista del exterior del Consejo Nacional Electoral en Caracas (Venezuela). EFE/Miguel Gutiérrez/Archivo

Para conseguir más participación, abogó por aumentar la cantidad de puntos para la jornada de inscripción, actualización y modificación en el registro electoral (RE), ya que, “por la estimación poblacional” que ha hecho el CNE “parecieran ser insuficientes”.

Además, agregó que es necesario que para las próximas elecciones también se tomen en cuenta las consideraciones en cuanto a la población indígena, porque, “si bien es cierto que la ley establece que se tomará la base en cuanto al último censo, específicamente del año 2011, también se debería revisar”.

Campos hizo un llamado a la población venezolana a sumarse al ejercicio del sufragio, ya que “es necesario que participen para poder tener una salida a esta crisis que estamos viviendo”.

Las próximas elecciones que se celebrarán en Venezuela serán las regionales y locales el día 21 de noviembre, para las que el CNE debe “demostrar” a la población que habrá transparencia y que no habrá manipulación en ningún punto del proceso electoral, una desconfianza común en el país y que se ha acrecentado en los últimos años.