El presidente ruso, Vladimir Putin, le da la mano al venezolano Nicolás Maduro durante una reunión en el Kremlin de Moscú, Rusia (Foto del 25 de septiembre de 2019. Sergei Chirikov/Pool vía REUTERS)
El presidente ruso, Vladimir Putin, le da la mano al venezolano Nicolás Maduro durante una reunión en el Kremlin de Moscú, Rusia (Foto del 25 de septiembre de 2019. Sergei Chirikov/Pool vía REUTERS)

El presidente del Comité Militar de la OTAN, almirante Rob Bauer, consideró este jueves “preocupante” que Rusia pudiera trasladar misiles a países como Venezuela o Cuba por sus implicaciones para la seguridad aliada.

No es territorio de la OTAN, Venezuela y Cuba, pero puedo imaginar que hay países, aliados, que están preocupados por tal posibilidad”, indicó Bauer en una rueda de prensa al término de una reunión de los jefes de la Defensa de la Alianza, reunidos en el Comité Militar.

El militar neerlandés se pronunció así preguntado por unas declaraciones del viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, quien afirmó este jueves al canal de televisión internacional ruso RTVI que Estados Unidos y la OTAN dijeron “no” a las demandas de garantías de seguridad de Rusia y descartó una pronta reanudación de las negociaciones con Occidente.

Al ser preguntado sobre las medidas de respuesta de Moscú, no descartó el despliegue de infraestructura militar en Cuba y Venezuela. “No quiero confirmar nada (…), ni descartar nada”, señaló.

La OTAN consideró “preocupante” que Rusia pudiera trasladar misiles a países como Venezuela o Cuba por sus implicaciones para la seguridad aliada (Roman Koksarov/Pool via REUTERS/Archivo)
La OTAN consideró “preocupante” que Rusia pudiera trasladar misiles a países como Venezuela o Cuba por sus implicaciones para la seguridad aliada (Roman Koksarov/Pool via REUTERS/Archivo)

Bauer aseguró no haber “visto el mensaje” de Riabkov, y que por tanto no podía dar “una respuesta militar”.

No obstante, consideró “preocupante si Rusia lleva misiles a otros países que puedan tener un impacto en la seguridad”.

Sobre las conversaciones entre Estados Unidos y la OTAN con Rusia en Ginebra el lunes y en Bruselas el miércoles, respectivamente, y del encuentro de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) el jueves en Viena para abordar el refuerzo militar ruso junto a Ucrania y sus implicaciones para la seguridad en Europa, Bauer dijo esperar que ahora las delegaciones diplomáticas rusas vuelvan a Moscú para informar al presidente ruso, Vladimir Putin.

Según indicó, será Putin quien “decidirá sobre el camino adelante”.

En cualquier caso, consideró que las diferentes reuniones celebradas esta semana, “en sí mismas, no han llevado a grandes cambios en la frontera ucraniana”.

Un francotirador de las fuerzas armadas rusas participa en ejercicios militares en el campo de tiro de Kadamovsky, en la región de Rostov, Rusia (REUTERS/Sergey Pivovarov)
Un francotirador de las fuerzas armadas rusas participa en ejercicios militares en el campo de tiro de Kadamovsky, en la región de Rostov, Rusia (REUTERS/Sergey Pivovarov)

La concentración de tropas rusas que se inició en la primavera del año pasado y que continuó en otoño es “muy preocupante”, aseveró.

Preguntado además por la petición de Estonia de más efectivos de la OTAN en los países bálticos por la amenaza de Rusia a Ucrania, Bauer recordó que el secretario general aliado, Jens Stoltenberg, ya ha dicho que si se produce una nueva invasión rusa en territorio ucraniano “tendríamos que revisar nuestra postura, y eso incluye el sur y este de Europa”.

“Sé que hay varios países interesados en albergar esas fuerzas, pero por lo que sé, no se ha hecho oficial aún. Así que no puedo decir que haya habido una decisión”, indicó el almirante.

Explicó que, “en general, estamos mirando posibilidades (…) si hay naciones que quieran proporcionar fuerzas como hacen en los batallones en el noreste”, en referencia a los cuatro batallones multinacionales que la OTAN desplegó en Estonia, Letonia, Lituania y Polonia a raíz de la agresión rusa a Ucrania en 2014.

Hay preparaciones, pero no aún decisiones”, apuntó.

Por último, preguntado por una posible operación de la Alianza en la región africana del Sahel, golpeada por el yihadismo y donde los mercenarios de la compañía privada rusa Wagner están tomando posiciones -como en Mali-, Bauer descartó esa posibilidad.

No obstante, señaló que Francia y otros aliados sí podrían implicarse en operaciones en esa área.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *