Fotografía de archivo tomada el 14 de septiembre en la que se registró a una enfermera al inyectar una dosis de una vacuna contra el COVID-19 en Caracas (EFE/Rayner Peña)

La Sociedad Venezolana de Infectología señaló este lunes que las vacunas Abdala y Soberana 2 “no deben ser administradas” en Venezuela contra el COVID-19 hasta que no cumplan con “la autorización de reconocidas agencias regulatorias internacionales y nacionales”.

“Consideramos que los candidatos a vacuna Abdala y Soberana 2 no deben ser administradas como parte de un esquema de vacunación masiva mientras no cumplan con los requisitos de aval científico correspondiente, como se ha indicado con anterioridad”, dijo en un comunicado la agrupación que reúne a los especialistas.

La preocupación del gremio se desprende de la llegada a Venezuela de 900.000 dosis de la vacuna Abdala procedentes de Cuba, que arribaron al país el pasado 3 de octubre, tras ser aprobada en julio una autorización para su uso de emergencia por el Centro para el Control Estatal de Medicamentos (CECMED) cubano.

En el texto, la junta directiva de la asociación de infectología hizo un llamado a las autoridades de salud a “garantizar la inmunización a la población con biológicos de reconocida eficacia y seguridad, con el suficiente aval y reconocimiento de diversas agencias reguladoras, y con el suficiente respaldo científico correspondiente”.

La Sociedad Venezolana de Infectología puntualizó que la selección de los fármacos anticovid debe estar basada en “aspectos técnicos, científicos, factibilidad, costos, número de dosis, entre otros elementos”.

La organización hizo referencia al “probable uso” de alguna de las vacunas cubanas en población pediátrica venezolana e insistió en la falta de estudios que sustenten esta opción.

Genera aún mayor preocupación el anuncio del probable uso de estos candidatos vacunales en la población pediátrica como está haciendo Cuba y Nicaragua. Insistimos que estos candidatos de vacuna carecen del suficiente aval científico para ser usada en la población de manera masiva, y mucho menos para ser usada actualmente en niños y adolescentes”, sostiene la organización.

Una enfermera prepara una dosis de la vacuna Abdala en Caracas (REUTERS/Manaure Quintero/Archivo)

Una enfermera prepara una dosis de la vacuna Abdala en Caracas (REUTERS/Manaure Quintero/Archivo)

El régimen confirmó el 50 % de la población vacunada con la primera dosis

El 50 % de la población venezolana ha recibido “la primera dosis” de la vacuna contra el COVID-19, según explicó este lunes la viceministra de Salud, Marisela Bermúdez, quien no precisó el porcentaje que se encuentra pendiente de recibir la segunda inyección para considerarse inmunizado.

Bermúdez hizo estas declaraciones desde el Aeropuerto Internacional de Maiquetía, donde recibió un lote con 794.700 unidades de primeras dosis de la vacuna Sputnik V, “para continuar llevando a cabo el programa de inmunización a la población venezolana”.

Con sus declaraciones, Bermúdez despejó la duda que dejó el dato brindado por Nicolás Maduro, que aseguró, la semana pasada, que el 50 % de los venezolanos estaban ya vacunados, sin precisar si se refería a número de personas con pauta completa o con una sola dosis.

“Hoy podemos decir que hemos superado un poco más del 50 % de las personas vacunadas de (con) la primera dosis que ofrece el Gobierno bolivariano a través de estas alianzas estratégicas con la Federación de Rusia, China y Cuba”, precisó la viceministra, sin detallar cuántos recibieron también la segunda, que son, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 20,6 %.

Además, señaló que, con las “casi 800.000 vacunas” que llegaron la pasada madrugada, las autoridades pretenden “alcanzar, a finales de este mes de octubre, la meta de vacunación del 70 %” con la primera dosis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *