Milicianos de las FARC y el ELN se repartieron el territorio de José Gregorio Monagas, en el estado Anzoátegui. Qué negocios manejan y cómo actúa la Fuerza Armada en la zona

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) tienen repartido el estado Anzoátegui, exactamente el territorio del municipio José Gregorio Monagas, que limita con los estados Bolívar y Guárico: Mapire lo maneja la primera y Santa Cruz del Orinoco la segunda organización guerrillera. Empezaron hace dos años haciendo contacto con los dirigentes comunitarios, lo que los favoreció además de no encontrar mayor resistencia. Los militares no pueden estar armados en esa zona. “Los guerrilleros tienen prohibido tener enfrentamientos aquí”, reveló una fuente militar.

Mapire es una de las parroquias y está a orillas del río Orinoco, epicentro de lo que alguna vez fue la importante Faja Petrolífera del Orinoco. Entre la parroquia Santa Clara y Santa Cruz de Orinoco, municipio José Gregorio Monagas del estado Anzoátegui, hay dos caseríos indígenas, El Guasey y San Miguel, de la etnia kariña, y está el caserío Guaicupa.

Habitantes de la zona y militares relataron a Infobae cómo se dio el avance de la guerrilla colombiana al sur del estado Anzoátegui. Las minas de oro que están en el municipio José Gregorio Monagas las controla el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que se ha convertido en autoridad en la zona. Eso ocurre después de que los irregulares colombianos han ido eliminando a las bandas delincuenciales que tenían ese negocio.

Es la guerrilla quien castiga a quienes roban, a los cuatreros o a quienes cometen delitos de abigeato en la zona y eso le ha ganado la simpatía de los habitantes. “Ellos, el ELN, están instalados en la finca de Carlos Valery, ganadero de la zona, exactamente entre Santa Clara y Santa Cruz del Orinoco; es una zona con pésima carretera y sin comunicación telefónica de ningún tipo. Los vehículos que tienen acceso al lugar deben ser de doble tracción”.

Hay un río cerca, El Guaicupa, en una montaña majestuosa. “Los habitantes de Guaicupa se han resistido a aceptar a los guerrilleros, quienes vienen por ahí, dan unas vueltas, pero se van”.

Los guerrilleros navegan el Orinoco en lanchas rápidas y hay coincidencia en que portan armas largas de guerra, usan uniforme camuflado, botas de goma y sombrero. Se comunican por teléfonos satelitales y radios de largo alcance.Vía que conduce a Cantaura y El Tigre

Vía que conduce a Cantaura y El Tigre

La mina de oro

A finales de septiembre hubo un operativo de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana que llegó a la zona con la excusa de estar buscando a los guerrilleros, pero se limitaron a presionar a pequeños productores de la zona, pero ni se acercaron a la finca donde acampan los irregulares armados.

Un campesino dice en tono de resignación: “En una oportunidad en la parroquia Atapirire, municipio Miranda, cuya capital es Pariaguán, un delincuente se robó la computadora en una escuela. La guerrilla lo capturó y lo paseó por el pueblo con un mecate al cuello”.

El ELN explota una mina de oro y coltán que está en las inmediaciones del río Orinoco. “Por ahí están ahorita los rusos haciendo unas actividades que no sabemos para qué son”.

La gasolina y el gasoil que llega a la estación de servicio de Uverito se la venden toda a la guerrilla. “Los lubricantes que usan para las lanchas los traen de Brasil”.

Entre las aberraciones que ocurren en ese estado es que “hay un módulo de la Guardia Nacional en pleno centro de El Tigre, sector Casco Viejo, a pocos metros de la delegación del CICPC, que un alto funcionario del Gobierno mandó a construir y ahora hay unos 20 guardias para cuidarle la familia a ese funcionario”.Zona de Guaicupa entre Santa Cruz del Orinoco y Santa Clara

Zona de Guaicupa entre Santa Cruz del Orinoco y Santa Clara

Las alcabalas

Los militares venezolanos tienen dos alcabalas para el control de la Faja Petrolífera del Orinoco; uno entrando a San Diego de Cabrutica, donde está el proyecto Petrozuata, y el otro está en el sector La Mariposa, a pocos kilómetros de la parroquia Santa Clara, donde hay tres comunidades indígenas: El Guasey, San Miguel y Canán.

Un soldado dice que “es el propio Ejército el causante del desmantelamiento de la Faja, todos los materiales se lo están llevando. Lo que fue Sincor y Petrozuata eso esta desmantelado, vendiendo la tubería, el cobre, lo están sacando para el puerto de Guanta y sale escoltado por la DGCIM”.Una zona de Guaicupa entre Santa Cruz del Orinoco y Santa Clara

Una zona de Guaicupa entre Santa Cruz del Orinoco y Santa Clara

Hay que pasar por tantos puntos de control que no hay duda del papel que juega la Fuerza Armada. El primer punto es el cruce de moja casabe, carretera nacional que comunica a occidente con Guárico. Sigue el punto de control de la Guardia Nacional en el cruce de Chaparro. Luego otro de la GNB en Las Piedritas. Más delante, llegando al pueblo de El Tigre, el punto de control de Caicoseco. Al salir del Tigre, vía Barcelona, está el de Las Magnolias. Hay otro en Bajo Hondo, donde están unas comunidades indígenas, que ya es Cantaura. Además, el de La Parchita también de la GNB. Y hay dos puntos de control más pasando Anaco. Está el de la GNB llegando a Barbacoa en Barcelona y el del peaje Los Mesones llegando a Barcelona.

En la zona sur del estado Anzoátegui van 12 ganaderos o sus familias secuestrados, uno de ellos debió entregar 12 mil dólares y un camión para que le entregaran a su hijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *