Luis Almagro pidió este miércoles que se detengan “los crímenes de lesa humanidad” en Venezuela, mediante la búsqueda de “la verdad, la justicia y la no repetición”.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) aseguró que el trabajo por delante en la situación política y social que enfrenta Venezuela “es de justicia y tiene que ver con llegar a la verdad, esclarecerla de estas violaciones sistemáticas a los derechos humanos, y lograr condiciones de no repetición”.

Sus declaraciones se realizaron en el marco de una conferencia de prensa previa a la celebración de la 51 Asamblea General de la OEA a desarrollarse en Guatemala de forma virtual por los próximos tres días, y cuyo lema es “Una América renovada”.

Almagro enfatizó que la OEA realizó trabajos de “relevamiento de denuncias (de las presuntas víctimas del régimen de Nicolás Maduro)”, las cuales fueron sistematizadas, además de la “capacitación de testimonios de las víctimas y de familiares de otras víctimas”, todo esto con la “colaboración extendida de la sociedad civil venezolana”.

El diplomático instó a la comunidad de países americanos a recoger “la memoria de los que fueron crímenes de lesa humanidad”, con tal de que “un día” se tenga “un hemisferio libre de esos crímenes”, ya que ese es precisamente el objetivo de la organización regional.

Además, pidió que “se permita trabajar” al fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, que indagará sobre los supuestos crímenes en Venezuela, pues, dijo, “queremos memoria, justicia, verdad y no repetición”.

Luis Almagro pidió que se permita trabajar libremente al fiscal de la Corte Penal Internacional, Karim Khan, sobre las investigaciones en Venezuela (EFE/ Carlos Ortega)
Luis Almagro pidió que se permita trabajar libremente al fiscal de la Corte Penal Internacional, Karim Khan, sobre las investigaciones en Venezuela (EFE/ Carlos Ortega)

La Fiscalía de la CPI anunció la semana pasada que abrirá formalmente una investigación por la presunta comisión de delitos de lesa humanidad en Venezuela, si bien aclaró que, por ahora, “no se ha identificado a ningún sospechoso ni a ningún objetivo”.

El anuncio llegó tras tres días de visita a Venezuela del fiscal Khan, quien firmó junto al dictador Nicolás Maduro un memorándum en el que se explica que la entidad que dirige “ha concluido el examen preliminar de la situación en Venezuela”.

En febrero de 2018 comenzó el proceso en esa corte por supuestos abusos de sus fuerzas de seguridad, tanto en las manifestaciones ocurridas desde abril de 2017 como en algunas cárceles donde se habría maltratado a opositores.

Por su parte, Luis Almagro también se refirió a la situación de Nicaragua tras las cuestionadas elecciones del pasado domingo, y dejó en manos de los países que integran la OEA la posible aplicación de la Carta Democrática a la nación centroamericana. “El tema de la crisis política en Nicaragua está en la agenda de la organización”.

Sin embargo, admitió que “serán los países los que decidirán el nivel de aplicación de la Carta Democrática”. Para Almagro, se trata del “trabajo que viene por delante”, pero aclaró que no quiere “incidir en el mismo”.

El pasado domingo, el dictador Daniel Ortega fue reelegido en unos comicios calificados de “farsa” por la mayoría de la comunidad internacional tras la detención de siete aspirantes a candidatos presidenciales y la cancelación de tres partidos de oposición.

El secretario general admitió que se ha manejado la alternativa de aplicar “dos artículos de la Carta Democrática Interamericana”, en alusión a los artículos 20 y 21 de ese documento.

La OEA analiza aplicar dos artículos de la Carta Democrática Interamericana a Nicaragua tras las fraudulentas elecciones organizadas por el régimen de Daniel Ortega (EFE/Jorge Torres)
La OEA analiza aplicar dos artículos de la Carta Democrática Interamericana a Nicaragua tras las fraudulentas elecciones organizadas por el régimen de Daniel Ortega (EFE/Jorge Torres)

El artículo 20 prevé la convocatoria por parte de cualquier país miembro o del propio secretario general de un Consejo Permanente “en caso de que en un Estado miembro se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático”.

Dicho Consejo buscaría iniciar las “gestiones diplomáticas necesarias, incluidos los buenos oficios”, en busca de la normalización de la institucionalidad democrática, según estipula la Carta.

Mientras que el artículo 21 contempla la posible suspensión de un Estado miembro donde “se constate que se ha producido la ruptura del orden democrático”.

“Estará en los países avanzar y discutir la aplicabilidad de los mismos”, insistió Almagro, quien apuntó que ese organismo ha aprobado ya varias resoluciones sobre el país centroamericano.

Almagro recordó en todo caso un informe sobre Nicaragua elaborado por la Secretaría para el Fortalecimiento de la Democracia de la OEA, que señala que la comunidad internacional “debe exigir la anulación” de esas elecciones “y hacer un llamado a la celebración de un nuevo proceso electoral”.

La OEA inauguró este miércoles su 51 Asamblea General con Nicaragua entre sus prioridades y una agenda que abarca asuntos como la covid-19, la vacunación en la región y la recuperación después de la pandemia.

Con información de EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *