Nicolás Maduro anunció este domingo que convertirá a todos los Centros de Diagnóstico Integral (CDI) en sedes de vacunación masiva contra el COVID-19.

Mediante una transmisión en Venezolana de Televisión (VTV), Maduro aseguró que esta semana activarán más de 125 nuevos centros de vacunación «masivos». El objetivo era volver «más accesible» la inmunización para los venezolanos.

«Hemos decidido convertir a todos los Centros de Diagnóstico Integral (CDI) en centros de vacunación masiva contra la COVID-19», dijo Maduro.

Por otro lado, Maduro señaló que, en los meses de agosto y septiembre se darán “pasos importantísimos” en el proceso de vacunación masiva en Venezuela.

PROPAGACIÓN DEL COVID-19

Luego de una semana de especulación, Maduro finalmente aclaró que mantendrán la aplicación del esquema «7+7» tras la llegada de la variante Delta al territorio nacional.

«Estamos frente a nueva amenaza con la cepa delta plus. Hoy por hoy es la cepa dominante en Europa y en algunas regiones de Estados Unidos», precisó Maduro.

Maduro dijo que en Venezuela han sido detectado dos casos de esta variante, ambos ingresados por el aeropuerto de Maiquetía. Un deportista que llegó de Turquía y una señora que vive en Caracas, la cual no especificó de que país llegó.

LE PUEDE INTERESAR: «7 DÍAS DE CUARENTENA FLEXIBLE»: MADURO ANUNCIA QUE SE MANTENDRÁ EL 7+7 CON ALGUNAS MODIFICACIONES

También anunció que planea «rediseñar» el método «7+7» con el que Venezuela ha convivido en los últimos meses. En los cambios que podrían darse, aún en evaluación, se encuentra ampliar los comercios que trabajan en semana radical y quitar las restricciones al transporte público interurbano.

«Debemos mantener el 7+7, pero vamos a buscar algunas flexibilidades. 7 días de cuarentena flexible podría decirse», aseveró.

A su vez, Maduro afirmó que se quitaran las alcabalas que había en semana radical.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *