El director y presidente del medio de comunicación, denunció en conversación con VENEZUELAFREENEWS que la dictadura chavista violó todos los procesos legales para embargar el edificio del periódico y utilizó la fuerza

Miguel Henrique Otero, periodista y director del diario venezolano, El Nacional, denunció que el régimen de Nicolás Maduro embargó el prestigioso medio de comunicación con la intención de “entregárselo a Diosdado Cabello para su fruto personal”.

Otero conversó desde España con VENEZUELAFREENEWS, en donde se encuentra exiliado y explicó que la forma en la que la dictadura chavista ha llevado a cabo el embargo contra el diario, es una nueva modalidad de expropiación, distinta a las que empleaba el fallecido ex presidente Hugo Chávez.

Cuando ellos cerraron Radio Caracas Televisión (RCTV) al principio del gobierno de Chávez, lo expropiaron e hicieron un canal del estado”, el presidente del medio, denunció que en esta oportunidad la medida fue tomada para el uso “personal” de Diosdado Cabello, vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), y quien Otero considera que es “el hombre que tiene más poder en Venezuela”.

“Maduro está negociando con los españoles una nueva apertura, las elecciones… pero Diosdado controla”, aseguró Otero.

Además, el director de El Nacional aseguró que Cabello “controla los tribunales, el aparato del partido Psuv, la represión, los ingresos, porque su hermano controla los impuestos, y además, es la vocería porque tiene un programa todos los miércoles donde tira todas las líneas agresivas. O sea que tiene el poder”, dijo Otero, quien agregó que “Maduro tendrá los ministros y los cubanos y las FARC y el ELN, pero el poder real lo tiene Diosdado Cabello. Esa es la realidad”.Diosdado Cabello, vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela

Diosdado Cabello, vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela

Funcionarios de la Guardia Nacional y del Poder Judicial que responden a los intereses del régimen de Maduro, arribaron este viernes al edificio del periódico en Caracas junto a una orden de embargo.

Ante esta situación, Miguel Henrique Otero denunció que “en este proceso se ha violado todo lo que es el debido proceso”, además dijo que “cuando llegaron los agentes en el diario había gente que no estaba preparada para eso. Había unos señores que están metidos en los colectivos, que los maneja Diosdado Cabello, que decían ´Ustedes tienen que salir de aquí porque esto es una universidad´”.

Esto último como parte de las constantes amenazas que ha venido reiterando Cabello desde que se propuso hacerse con las instalaciones del medio de comunicación, en las que apelaba a la excusa de que quiere utilizar la sede del diario para crear una escuela de periodismo.

“Si ellos se las dan de duros y no quieren pagar, el edificio sede de El Nacional, si así lo consideran los tribunales es entregado a este que está aquí, (haciendo referencia a sí mismo) inmediatamente firmaré para que ese edificio se convierta en la sede de la universidad de las comunicaciones”, amenazó Cabello durante su programa de televisión transmitido en el canal del estado, Venezolana de Televisión (VTV).

“Es una cosa medieval. Él dice que va a montar una escuela de periodismo, que va a utilizar la rotativa para hacer un periódico de él, que se va a llamar Con el mazo dando”, exclamó Otero ante las pretensiones del número dos del chavismo.Funcionarios del régimen de Maduro embargaron las instalaciones del diario El Nacional

Funcionarios del régimen de Maduro embargaron las instalaciones del diario El Nacional

Esta no es la primera arremetida que padece El Nacional por parte del régimen socialista. Las rotativas se detuvieron tras dos décadas de duro enfrentamiento con los gobiernos del fallecido Hugo Chávez (1999-2013) y Nicolás Maduro, a lo largo de las cuales decenas de medios desaparecieron.

Para el año 2013 el periódico enfrentó graves problemas, cuando el régimen creó una corporación que monopoliza la importación y venta de papel para prensa.

Más de la mitad de los 134 periódicos que circulaban entonces en Venezuela dejaron de imprimirse, según la ONG Espacio Público, defensora de la libertad de prensa.

Los medios audiovisuales no han sido ajenos a lo que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) tilda de “escalada” contra la libertad de expresión. En 2017 salieron del aire 52 radios y ocho canales de televisión, entre ellos CNN en Español.

Incluso desde 2014, el sitio web de VENEZUELAFREENEWS está censurado en Venezuela por órdenes del régimen, y los ciudadanos en el país no pueden informarse a través del medio.

Buscando sobrevivir, El Nacional recibió donaciones y préstamos de papel del Grupo de Diarios de América, que incluye, entre otros, a La Nación (Argentina), O Globo (Brasil) y El Mercurio (Chile).

El Nacional, que llegó a tener 72 páginas en cinco cuerpos y varias revistas, había reducido sus ediciones a 16 páginas y limitado su circulación a cinco días a la semana. Ahorrando papel, el tiraje bajó a unos 5.000 ejemplares diarios frente a los 250.000 que registró en 2014 los fines de semana.

“75 años de resistencia se fueron en una noche definida por un paréntesis. El cese de circulación del diario referente de Venezuela fue un hecho sin precedentes. El ambiente nostálgico se podía percibir en los pasillos del periódico. Eran sonrisas por los logros durante más de siete décadas, pero también eran caras largas por no volver a esperar el cierre de la imprenta cada noche”.Alejandra Otero, hija del dueño de El Nacional y un importante grupo de reconocidos periodistas venezolanos en la sala de redacción del periódico, el día de su última publicación impresa en 2018

Alejandra Otero, hija del dueño de El Nacional y un importante grupo de reconocidos periodistas venezolanos en la sala de redacción del periódico, el día de su última publicación impresa en 2018

Así comenzaba el artículo publicado por el propio diario sobre el sentimiento de periodistas y trabajadores del medio ante el hecho consumado. La última edición impresa del diario El Nacional circuló el viernes 14 de abril del 2018. La falta de papel, las presiones políticas y la devastación económica sacan de la calle a este referente de la prensa venezolana con 75 años de historia.

“Ahora el diario es una web. Ellos nos cortaron el suministro de papel hace dos años. Y pudimos alargar esa agonía un año más porque nos dieron papel algunos periódicos. Pero en un momento dejamos de imprimir y pasamos a ser web. Ahora la web la podemos hacer en Filipinas. Una cosa es una rotativa y otra una web”, agregó Miguel Henrique Otero.

En el 2015 Cabello demandó por “difamación” al diario, tras replicar reportes de medios españoles que lo vinculaban con el narcotráfico.

Demandas similares contra ABC en España y The Wall Street Journal en Estados Unidos fueron desestimadas en esos países, pero en Venezuela sí prosperaron contra medios locales que fueron multados.

El pasado mes de abril, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que responde a los intereses de Maduro, ordenó al diario pagar más de 13 millones de dólares a Cabello, como indemnización por presunto “daño moral”.

De acuerdo con la sentencia de la sala de casación civil, el rotativo venezolano debía pagar al chavista 237.000 petros -una criptomoneda lanzada por Nicolás Maduro en 2018 y que está sancionada por Estados Unidos- al valor de cambio del día. El Banco Central de Venezuela (BCV) bajo control del régimen.

Si no pagas en efectivo, tenemos que ejecutar los bienes para resarcir los daños porque yo sí tengo moral”, amenazó Cabello. Por tal motivo, la dictadura de Maduro embargó este viernes la sede del periódico,uno de los últimos medios de comunicación independientes que persisten en Venezuela.

Yo estoy en Madrid desde que se inició este juicio no puedo regresar, estoy en el exilio”, dijo el director de El Nacional, quien teme que, así como la dictadura se arrojó de manera ilegal contra los bienes del medio, puedan también arremeter contra su propia integridad.

Sin embargo, y a pesar de las instigaciones por parte del régimen chavista, Miguel Henrique Otero dejó en claro que “El Nacional va a seguir haciendo denuncias contra Diosdado, como lo hemos hecho siempre”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *