El dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció el lanzamiento de una reforma del Poder Judicial con el argumento de que “hace falta una revolución profunda y acelerada del sistema de justicia nacional”.

Así lo adelantó Maduro, que además reveló que Diosdado Cabello será el presidente de la Comisión Especial para una reforma del Sistema de Justicia y Cilia Flores su vicepresidenta.

En Venezuela hace falta una revolución profunda y acelerada del sistema de justicia nacional. Hace falta en nuestro país una revolución que estremezca, que sacuda, que transforme a todo el sistema de justicia del país”, sostuvo Maduro.

En esa línea, sostuvo que “se entrega la potestad a esta comisión para presentar en breve lapso un plan para cambios estructurales en el sistema de justicia venezolano, a través de nuevas leyes y para ello es importante el papel de la nueva Asamblea”.

“Se le ha fijado a la comisión especial un plazo de 60 días para que solucione de manera profunda con justicia y sin impunidad en los centros de detención del país y se regularicen los sistemas”, detalló el dictador chavista.

En ese sentido, resaltó “la necesidad de readecuar todas las leyes que tienen que ver con el sistema de justicia para que haya una justicia a tiempo, justa, y que Venezuela tenga un Estado robusto que le responda a los ciudadanos”.

Vista externa de una sede de del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). EFE/Humberto Matheus/Archivo
Vista externa de una sede de del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). EFE/Humberto Matheus/Archivo

Por su parte, Diosdado Cabello señaló, contrario a las evidencias que demuestran lo contrario, que supuestamente el sistema mejoró “sustancialmente”. Sin embargo, los poderes del estado, entre estos la Justicia, están totalmente cooptados por el chavismo que los utiliza para perseguir y encarcelar a la oposición.

Además, Cabello prometió desocupar todos los centros de detención preventiva en un lapso de 30 días.

“En este lapso deberá regularizarse el paso a los Centros Penitenciarios del país, de todo el personal que está siendo juzgado debidamente por orden de la justicia a escala nacional”, dijo el número dos del chavismo.

Esta sería la segunda reforma del sistema de justicia que ejecuta el chavismo. En 2004, la Asamblea Nacional controlada por el MVR modificó la Ley del Tribunal Supremo para ampliar su composición de 20 a 32 miembros. De esa manera, el chavismo logró copar el Poder Judicial al normar los 12 nuevos magistrados, pero además designar cinco magistrados adicionales para cubrir algunas vacantes abiertas en los últimos meses, y 32 más como magistrados suplentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *