El chavismo reportó el domingo que frustró una invasión marítima de mercenarios y ex militares que presuntamente pretendía poner fin al régimen socialista. El dictador acusó a Colombia y Estados Unidos de la supuesta operación fallida


El dictador venezolano, Nicolás Maduro, aseguró este lunes que la fallida incursión marítima que frustró el domingo su régimen tenía como “objetivo central” matarlo a él.

“El objetivo central (de la incursión) era matar al presidente de Venezuela (…), intentar matarme”, dijo Maduro durante una reunión telemática del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal), en la que se abordaron estrategias para enfrentar el nuevo coronavirus.

El dictador venezolano acusó a Colombia y Estados Unidos de la operación fallida y denunció los hechos ante la comunidad internacional.

“Tenemos las pruebas de que este grupo se entrenó en territorio colombiano, tenemos los lugares donde fueron entrenados, tenemos las pruebas y se ha declarado públicamente”, continuó Maduro, aunque no presentó ningún indicio al respecto.

“Un ataque terrorista en medio de una pandemia, mientras nuestro pueblo descansaba, mientras nuestro pueblo está en cuarentena”, añadió el mandatario.

Ocho muertos

La dictadura venezolana dijo el domingo que frustró una invasión marítima de mercenarios y ex militares a través del estado de La Guaira (norte, cercano a Caracas), que pretendía poner fin a la Administración de Maduro, en el poder desde 2013.

Durante la operación, dijo el domingo el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, murieron 8 de los atacantes y otros dos fueron capturados por las fuerzas venezolanas.

El ministro del Interior, Néstor Reverol, dijo que el grupo, que según él se originó en Colombia, intentó desembarcar a bordo de lanchas rápidas antes del amanecer en el estado costero del norte de La Guaira, pero fueron interceptados por las unidades militares y policiales especiales.El dictador venezolano Nicolás Maduro en una foto de marzo de 2020. (REUTERS/Manaure Quintero/archivo)

El dictador venezolano Nicolás Maduro en una foto de marzo de 2020. (REUTERS/Manaure Quintero/archivo)

El plan tenía como objetivo “aumentar la espiral de violencia, generar caos y confusión … y con eso conducir a un nuevo intento de golpe de estado”, dijo.

Colombia negó cualquier participación.

Pero hasta ahora, Maduro ha resistido los desafíos a su gobierno, en particular del presidente interino Juan Guaidó, reconocido como gobernante legítimo por Estados Unidos y más de 50 países.

Guaidó afirmó que el asunto fue “organizado” por el régimen, para ser utilizado como una excusa para “continuar la persecución” de las figuras de la oposición.

Venezuela logró “controlar” el coronavirus

En su alocución del lunes, Maduro también se refirió a la lucha contra el coronavirus, en medio de crecientes dudas sobre las cifras de contagios y muertes brindadas por el régimen.

Bajo Maduro, el país sudamericano, una vez rico en petróleo, se ha sumido en la crisis económica más profunda de su historia, acentuada por las sanciones de Estados Unidos y ahora la pandemia.

Así, Maduro aprovechó su intervención para agradecer el apoyo de países que ayudan a Venezuela a luchar contra el brote, en especial, a Cuba, que “ha enviado un grupo gigantesco de médicos”, así como a China y Rusia, “por su apoyo logístico”.

“Sin el apoyo logístico de China y Rusia hubiera sido imposible hacer las miles de pruebas de diagnóstico que se han hecho” en el país, donde a día de hoy hay 357 casos de la COVID-19 y 10 fallecimientos por la enfermedad.

En ocho semanas de cuarentena, agregó Maduro, Venezuela ha logrado “controlar” la propagación del virus y está “casi en el punto de cortar las cadenas de transmisión”.

“Venezuela va derrotando a la pandemia, pero también al terrorismo que nos envían desde afuera”, aseguró.

El dictador venezolano también propuso nominar a la Organización Mundial de la Salud (OMS) al Premio Nobel de la Paz por su papel en la lucha contra la pandemia, en momentos en que el organismo es duramente cuestionado por avalar la controvertida actuación de China en la respuesta temprana al brote.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *